Anton Polster

 en Jugadores de Leyenda

El “cañón austríaco”, como se le conoce, aunque le vendría mejor identificarle con un tanque por sus características físicas, mostró con la camiseta blanca una temible zurda y un remate de cabeza potente y preciso.

El fútbol da muchas vueltas y algunos de los que antes le vieron como héroe, ahora no lo tienen así, por el mero hecho de haber cambiado los colores y haber lanzado la camiseta del Sevilla a su entrenador cuando fué sustituido.

Aun de esta manera, por su lucha y acierto ante el marco contrario, Polster merece ocupar un puesto de categoría en la historia reciente del club nervionense.

Entradas recientes
Marcelo Campanal