Home > Crónicas > Liga > Atlético de Madrid 3-1 SevillaFC: Ojo, equipo en caída libre
sampaoli-atletico

Atlético de Madrid 3-1 SevillaFC: Ojo, equipo en caída libre

Tenía toda la pinta de lo que al final fué. Una derrota segura en el último partido que disputará el Sevilla en el Vicente Calderón, a manos de un Atlético que va como un tiro hacia arriba, frente a un Sevilla que tiene una pinta horrible desde hace ya demasiados partidos.

El partido no tuvo historia. Era cuestión de dejar pasar los minutos hasta que el Atlético abriera una lata no muy bien cerrada, y a partir de ahí, encontrara el plácido partido que todos nos temíamos.

El primero llegó en una desaplicación de Mercado que intentó, suponemos, tirar el fuera de juego en una falta lateral (inexistente, todo hay que decirlo), y lo que hizo fue dejar sólo a uno de los mejores rematadores de la Liga para que Godín hiciera el 1-0 a placer.

Ya en la reanudación, Griezmann clavaba una falta en la escuadra, imposible para Sergio Rico, pero justo premio a la inoperancia de los visitantes y ganas e intensidad de los locales.

Perdido el “golaverage”, los goles de Koke para el Atlético, y Correa para el Sevilla, sólo maquillaron un resultado que vale cuatro puntos para el Atlético, los 3 que recorta en la clasificación más el ganado por esta diferencia de goles. Es decir, que si la próxima jornada terminara la liga, el Sevilla empata, y el Atlético gana, los madrileños se quedarían con la tercera plaza.

Dice mucho del partido de hoy que el mejor jugador sevillista fuera Joaquín Correa, que con 20 años y en apenas media hora, demostró mucho más que “veteranos” que ahora mismo no están.

El problema es que no es un bajón de un jugador puntual, sino de un equipo completo que parece perdido, y cansado. Juega a uno o dos segundos menos de velocidad, y lo que antes era una posesión fructuosa, hoy día es un sobeo del balón sin resultado satisfactorio para llegar al gol.

No está Vitolo, ni Nasri, ni Nzonzi, ni tan siquiera el revitalizador Jovetic, que parece haberse contagiado del camino cuesta abajo del resto de sus compañeros.

Decía Luis Aragonés que “las papas” se juegan en las 10 últimas jornadas. Pues ahí está el Sevilla, muy bien posicionado, para qué vamos a negarlo, pero con unas sensaciones horribles, porque hace mucho que no gana, pero sobre todo, porque hace mucho que no hace méritos para ganar.

Ojalá el parón sirva para aclarar ideas, poner cosas en orden, y empezar a construir otra vez algo que parece derruido, en lo físico, en lo mental, y en lo futbolístico.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>