Home > Opinión > Pepe Gallego > El guarro
Image

El guarro

Que pena terminar así con su mejor época en este tortuoso y a la vez precioso mundo del fútbol , Juan De La Cruz Ramos. Y le digo terminar porque estoy seguro de que no volverá a optar usted a ser el mejor entrenador del mundo ni a codearse con los mas grandes de su gremio. Es más , probablemente pase sin pena ni gloria por White Hart Lane , ¿y sabe por qué? , no será por su falta de conocimiento porque de eso entiende usted una barbaridad , sino porque nadie le va a volver a poner en sus manos una afición , un proyecto ambicioso y sobre todo , una plantilla como la que usted ha abandonado a su suerte mientras persigue cantidades ingentes de dinero , cosa totalmente lícita pero no en tiempo y forma. Ahora todos los clubes españoles y parte de los europeos saben qué tipo de persona es usted , y no les veo yo poniendo en sus manos el futuro de sus entidades sabiendo que la persecución del euro puede llevarle al abandono de sus obligaciones.
Dice una célebre frase del pueblo español , “que no hay nada peor que un pobre harto pan”. No se equivocaba quien popularizó esa frase , no.

Nadie le discute a usted marcharse en busca de jauja , esa tierra abarrotada de dinero que piensa usted le hará muy feliz. Como tanto le gusta decir es usted un profesional y es lógico que busque el lugar donde le retribuyan mas su trabajo , pero toda esa profesionalidad de la que tanto se vanagloria se le ha venido abajo de golpe al romper unilateralmente el contrato que usted dijo que iba a respetar. Un profesional lo es para todo y no solo para lo que le conviene.

Eso si , como de bien nacidos es ser agradecidos , tengo que agradecerle los títulos a los que nos ha conducido con el mérito inequívoco de un consejo y una dirección deportiva que puso en sus manos una plantilla realmente excepcional , y por supuesto con el empuje que el Sevillismo le ofreció , ofrece y ofrecerá siempre a sus colores. Tiene usted mi gratitud por ello , pero no le quepa duda que la misma que dispenso a los antes nombrados , ni mas ni menos.

Evidentemente y creo que hablo en nombre de la mayoría sevillista , jamás tendrá un lugar en mi corazón por razones obvias. No es que lo haya pisoteado con su decisión , es que jamás permitió que el Sevillismo entrara en él a pesar del esfuerzo y admiración que siempre le dedicamos. Jamás tendrá ese lugar que ocupan gente como Manolo Cardo , Julián Rubio , Joaquín Caparrós ó su propio sustituto , Manolo Jiménez.
Un sustituto que a diferencia de usted siempre ha soñado con dirigir al Sevilla y no con abandonarlo por dinero. Oportunidades ha tenido de sobra. Un sustituto que a pesar de haberse preparado a conciencia quizás no tenga la clarividencia de conocimientos suyos , pero que a buen seguro sabrá respaldar con su dedicación. Podrá salirle bien ó podrá salirle mal al bueno de Jiménez , pero seguro que jamás saldrá por la puerta de atrás del Sevillismo , eso me atrevo a garantizárselo.

¿Su carta? , no hombre Juande , no. Su carta cobarde , con sus buenas palabras y su sibilina búsqueda del perdón no nos sirve a los sevillistas , al menos a este que suscribe.
Los hombres dan la cara , Juan De La Cruz Ramos.
Por favor , retire esa carta de su web porque hiere la sensibilidad del Sevillista que la mire. Por favor , borre usted eso de “nuestro Sevilla” porque le viene muy grande. Usted solo es del Juande C.F. , así que no nos venda milongas baratas en busca de un perdón que no merece y usted lo sabe.
Ni tampoco necesitamos los Sevillistas que usted esté cerca nuestra como si se autoproclamara un ángel de la guarda del Sevillismo. Mejor coja su maleta repleta de sueños rectangulares llenos de ceros y lárguese cuanto antes , que nosotros ya saldremos adelante como lo hemos hecho siempre , con los mismos cojones con los que no permitimos que nos descendieran en los despachos una calurosa tarde de agosto , con los mismos que echamos a un presidente accionista mayoritario contra su voluntad , ó con los mismos que ganamos la mitad de las finales antes incluso de que se empezaran a disputar.
Lárguese y no vuelva , la traición (de eso puede aleccionarle cierto metrosexual cateto que afinca por tierras merengues) se paga muy cara en el Sevillismo , se paga con el aborrecimiento de una afición que lo entrega todo hasta que se siente despreciada.

Por último decirle que al final ha dado usted la razón a varias personas. La primera a Chevantón cuando dijo que “es un cobarde que no tiene cojones de decirme las cosas a la cara”. Otro al que ha dado la razón ha sido a Manuel Ruíz de Lopera , quien dijo de usted que sus lágrimas al dejar el Real Betis Balompié eran fingidas ya que en su lista de prioridades el dinero ocupaba toda la lista desde el primero al último escalón.

Tan solo espero que un día tenga que utilizar su montaña de billetes para limpiarse las lágrimas al volver la vista atrás y ver lo que dejó escapar , porque sinceramente no tengo la mas mínima esperanza ni tampoco deseo que esas lágrimas sean por el Sevilla , sino mas bien por su propia situación y la decisión que ha tomado para consigo mismo.
Ojalá y el Sevilla renazca cual ave fénix y el próximo logro que consigamos sea con gol de Chevantón a pase de Andreas Hinkel. Si , sería una bofetada sin manos que me encantaría que recibiese señor Juande Ramos. Y le digo señor porque así me educaron , ya que ese apelativo le queda mas ancho que un traje de Bud Spencer.

Que mal ha quedado usted Juande Ramos. Sin ánimo de insultar pues no es mi estilo, ha quedado usted como dicen aquí en mi tierra , “como un guarro” , y no me refiero precisamente a la limpieza , creo que ya me entiende…

Como ve usted yo también puedo redactar una carta , aunque pobre de mí si pensara en similitud alguna con la suya pues hay una salvedad entre usted y yo ; que yo escribo esta carta con el corazón mientras usted utiliza la cabeza…

Pepe Gallego

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>