Home > Crónicas > Liga > FC Barcelona 3-0 SevillaFC: Objetivo amarrar la cuarta plaza
sampaoli-barca

FC Barcelona 3-0 SevillaFC: Objetivo amarrar la cuarta plaza

Podrán tildar al titular de pesimista o agorero, pero visto como está éste Sevilla, no es tontería lo que comentamos.

Porque el colchón de puntos es grande (también lo era cuando se veía tan lejano al Atlético), quedan pocas jornadas, y Villarreal y Real no van a ir al ritmo del Atlético, pero viendo la situación de un equipo en derrumbe, no crean que va a ser labor fácil mantener la última plaza que da derecho a Champions, por lo menos a jugárselo todo en esa ronda previa tan mortal en algunas ocasiones.

El Sevilla duró media hora, todos metidos atrás, tragando saliva en cada arrancada de Messi…era cuestión de tiempo, como casi siempre. Abrió la lata Luis Suárez en remate de chilena, pero sólo en el área pequeña, en un gol en el que uno podía esperar mejores reflejos del portero. Luego Messi hizo su doblete para aumentar a 29 los goles que le ha marcado ya al Sevilla, su víctima favorita, y a partir de ahí, el Barça se reservó, porque le espera un duro tramo final de temporada y tampoco era plan de desgastarse ante este Sevilla que ahora es un pelele.

En la segunda mitad, Sampaoli quitó a Nasri. Ya era hora maldita sea. Menuda mentira de futbolista, que primero tiró por tierra las aspiraciones Champions en Leicester, y después se ha quitado del medio de manera asombrosa. Así desde luego no va a jugar la temporada que viene ni en el Sevilla, ni en ningún equipo de élite. Espero que el banquillo, o la grada, dure hasta el final de temporada.

Con su ausencia, y con Sarabia y Kranevitter sobre el campo, mejoró algo el Sevilla, rondó el área de Ter Stegen y hasta tiró un par de veces con relativo peligro, pero este Sevilla está tan lejos del gol actualmente que lógicamente, no iba a ser el Camp Nou el escenario donde rompiera esa dinámica.

Para terminar, Vitolo, picado con Neymar, se quitó también de en medio. Esto si que asusta y alarma. Uno de los futbolistas más comprometidos de la plantilla, en un gesto posiblemente de rabia e impotencia, se autoexpulsa y se quita del próximo partido, que visto el plan, es el más importante de la temporada. Ojo, porque este gesto va mas allá de una tarjeta roja. Puede denotar muchas cosas, y ninguna buena. Frustración, impotencia, e incluso, un mensajito contra el entrenador, que también parece haber perdido un poco el norte y no saber cómo ponerle remedio a este desaguisado.

Desde luego, y aunque termine cuarto, el final de temporada del Sevilla está siendo totalmente decepcionante. En lo deportivo, y en lo institucional. El sevillista anda cabizbajo porque su equipo ya no responde a las expectativas creadas, y porque sus dirigentes, han abandonado a la suerte del precipicio una temporada que era de lo más ilusionante. Hay tanto trabajo por delante, que nos tememos que Pepe Castro y compañía no saben ni por dónde empezar. Dejen paso entonces.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>