Real Sociedad 3-1 SevillaFC: Urgen medidas drásticas

 en Liga

El SevillaFC se ha caído definitivamente. Lo que antes era mal juego con resultados, se ha transformado en un equipo que vaga por los campos de fútbol de España a la espera de la estocada del rival de turno, sea cual sea, parece que cualquiera es capaz de ganarle fácil al Sevilla de Berizzo.

Salía el Sevilla con mucho centrocampista, sin bandas, y un sólo delantero. Parecía el técnico dispuesto a cortar la sangría de goles recibidos e inseguridad defensiva, pero antes de los 20 minutos ya había recibido el Sevilla su gol en una nueva desaplicación defensiva. Fallado el plan, tocaba ir al ataque, pero no fue hasta el minuto 35 cuando el Sevilla probó las manos de Rulli por primera vez.

Al filo del descanso, Ben Yedder se curraba una jugada él sólo para poner las tablas y abrir levemente la puerta de la esperanza. En la segunda parte, el Sevilla salió algo más mandón, con el balón, pero con ese fútbol de mentira que no lleva a nada. La Real, que no está tampoco para casi nada lo olió, y Zubeldia, que llevaba 22 segundos en el campo, hizo el 2-1, con algo de fortuna eso si, tras rebotar el balón en Escudero.

Para redondear la noche y agrandar su leyenda de resucitador de equipos muertos, el Sevilla no quiso faltar a la fiesta de despedida de Vela, y le regaló un gol en su último día, el que hacía el 3-1 y terminaba de sepultar cualquier esperanza de puntuar.

Tal como está el equipo, sería injusto señalar a ningún futbolista. Es curioso cómo el entrenador a empeorado a todos, todos sin excepción, los futbolistas de su plantilla. No hay nadie a un nivel medio decente, y eso es porque el equipo entero está caído. La cosa es más grave de lo que parece. Posiblemente sólo las circunstancias de su enfermedad, libran al entrenador de ser destituido esta misma noche. La imagen fue horrible, pero es que las sensaciones son peores. De equipo roto, caído, y sobre todo, de un entrenador que reconoce que sus futbolistas no están para nada, y que además, sigue sin dar la tecla cuando nos aproximamos a la mitad de la temporada. Desastroso. Toca tomar decisiones, que para eso ahora además, cobran un buen dinero.

Entradas recientes