Home > Crónicas > Liga > Sevilla FC 1-1 RCD Espanyol: Banega le corta el punto al Sevilla
muriel-espanyol

Sevilla FC 1-1 RCD Espanyol: Banega le corta el punto al Sevilla

El tantas veces loado Éver Banega fue el protagonista negativo del partido de hoy. Con su aparición en el campo cuando el partido encarrilaba su fase decisiva, y el Sevilla acorralaba al Espanyol en su área, llegó el cruce de cables del argentino que dejó a su equipo con 10 y mató las esperanzas para la primera victoria como local del Sevilla.

No iba a ser un partido fácil. Berizzo, dadas las alturas de temporada en las que estamos, lo cambió casi todo. Hasta Borja Lasso y Ganso tuvieron protagonismo de arranque en un partido que, para colmo, se le torció rápido al Sevilla con la lesión del hoy titular David Soria a los dos minutos. El canterano salvó un gol cantado de Baptistao pero en la misma jugada se luxó un dedo y pidió el cambio de inmediato.

Se repuso el Sevilla y pese a las arrancadas con cierto peligro del Espanyol, sería Lenglet el que peinó un córner para que el balón entrara por los pelos dentro de la meta de Pau López, soberbio durante el resto de la noche. La falta de la tecnología del ojo de halcón deja cierta duda sobre la validez del gol. Sin embargo, parece que entró completamente la pelota.

A los pocos minutos, un error infantil de Nzonzi en el saque de una falta propició la galopada y golazo de Baptistao, poniendo las tablas en el marcador. El francés parece ciertamente distraído, con algunas lagunas durante el juego que recuerdan su deseo de marcha. En la citada jugada, no corrió ni siquiera hacia atrás para intentar subsanar su error.

Se animó el Sevilla en la segunda parte en búsqueda del gol de la victoria. Muriel tuvo varias oportunidades serias durante el choque, pero Pau por dos veces y el poste en otra, frustraron su deseo de estrenarse como goleador sevillista en competición oficial.

Un Lasso superado por el partido y el ritmo de primera, dejó su lugar a Banega, reservado por si la cosa se ponía fea como así fue. Con él, el Sevilla encontró otro ritmo, y justo cuando mejor estaba, llegó el parón para la hidratación, y además, la expulsión del 10, por, según reza el acta, recordarle al colegiado “la concha de su madre”. Habrá que estar atentos a la sanción del argentino que se perderá los siguientes compromisos ligueros.

Ahí murió el partido, el Espanyol conforme con el empate en un arranque tan complicado como el Sánchez-Pizjuán, y el Sevilla, igualmente aceptando el punto por bueno dada la inferioridad numérica, y las diversas circunstancias en contra en este partido.

Todos los focos están puestos ya en el martes, donde presumiblemente volverán a jugar los que lo hicieron en Turquía, Montoya incluido, para intentar terminar de refrendar la partipación en el grupo de la liguilla Champions.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>