Home > Crónicas > Liga > SevillaFC 1-0 Athletic Club: Sufriendo también se consiguen los objetivos
iborra-athletic

SevillaFC 1-0 Athletic Club: Sufriendo también se consiguen los objetivos

El SevillaFC cosechó una trabajadísima victoria ante un Athletic que apretó de lo lindo, y que puso contra las cuerdas a un equipo que notó en demasía las numerosas ausencias.

Para conseguir los objetivos marcados, principalmente hay que jugar bien. Es el camino más fácil y directo para las victorias, porque si el equipo carbura, llegan los goles, y los goles te llevan a la victoria. Esto que parece una perogrullada, hay que tenerlo muy en cuenta cuando el fútbol no fluye.

El Sevilla salió en tromba, haciendo unos muy buenos 15 primeros minutos. En ese tiempo, acumuló varias ocasiones claras de gol que desbarató Iraizoz, y además, Vietto que recuperaba la titularidad, provocó un penalti que tiraría Jovetic, pero remacharía a la red Iborra tras el rechace del portero.

Pero una vez hecho el gol, parece que al equipo se le acabaron las ideas y un poco también la gasolina. El Athletic comenzó a tomar el mando del partido, y si bien no tuvo ocasiones clarísimas, se notaba en el tenso ambiente que el partido había cambiado de signo, y que si el Sevilla quería conservar esa victoria, iba a sufrir, y mucho.

Así fue, el Athletic lo intentó durante todo el encuentro, pero es cierto que también le faltaba pólvora y que siempre tiró con balas de fogueo, siendo el mayor peligro a balón parado.

Entre todo esto, un festival de tarjetas y faltas no pitadas de otro árbitro horrible, que intenta parecerse al modelo inglés de arbitraje pero que no le llega a la suela de los zapatos. Entre otras cosas, dejó de pitar un penalti de libro al nuevo Walter Montoya que hubiera puesto la paz definitiva en el encuentro.

En el partido más resultadista de la era Sampaoli, los 3 puntos se quedan en casa, permiten mantener la utópica pelea con Madrid y Barça, y sobre todo, alejan a 9 y 10 puntos respectivamente la brecha con Atlético y Real Sociedad, “asegurando” por ahora la plaza Champions. Sin embargo, el juego brilló por su ausencia durante demasiados minutos, y a pesar de la victoria, el gen ganador de Sampaoli está instaurado ya en un grupo que, en boca de Iborra, estaba muy insatisfecho con la imagen y el juego ofrecido.

Es una excelente noticia la victoria, como también lo es que el grupo tenga claro que esto debe ser la excepción que confirma la regla. Ganar, siempre, pero será más fácil hacerlo recuperando las señas de identidad que han llevado a este grupo hasta esta situación.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>