Home > Crónicas > Champions League > SevillaFC 3-3 LiverpoolFC: Y es que nunca, nunca se rinde
equipo-liverpool

SevillaFC 3-3 LiverpoolFC: Y es que nunca, nunca se rinde

El Sevilla deja otra noche Europea para la historia. Remontó un 0-3 al Liverpool después de prácticamente regalar todos los goles ingleses. El empate deja muy asequible el pase a octavos en la última jornada.

Qué mala cara tiene siempre Klopp al acabar los partidos contra el Sevilla. Ya son 6 ocasiones en las que no ha sido capaz de vencernos, y mira que esta vez se lo pusimos fácil.

Al minuto ya ganaban los ingleses. A la salida de un córner, entre la “caraja” general de la defensa, Firmino hacía el 0-1 y ponía ya de cara el partido para sus intereses. En el 22, más de lo mismo, otro córner al primer palo muy mal defendido para que Sané hiciera el 0-2. Para rematar la noche, un balón largo a Sané en el que Sergio Rico no sale a tapar, rechaza el balón, y cae manso a los pies de Firmino casi en la línea de gol para hacer el 0-3. Terror en la grada, viendo el panorama, nadie podía esperar una remontada y si una goleada histórica a favor de los de Klopp. El Liverpool no era nada del otro mundo, pero en la élite, los errores se pagan muy caros y el Sevilla se lo había puesto en bandeja.

En la reanudación, movimiento clave de Berizzo. Sentó en el banco a Nzonzi para dar salida al Mudo Vázquez. En la posición de mediapunta, con Banega ya más atrasado construyendo desde atrás, el Mudo hizo de pegamento entre líneas, conectó por fin entre defensa y ataque, para que el Sevilla tuviera ya otra cara.

Ben Yedder hizo el 1-3 a la salida de un córner, y rondando el 60, transformó un penalti (por dos veces, hubo que repetirlo), para poner el 2-3 en el marcador. La grada veía recompensada su esfuerzo, y todo parecía posible. Klopp movió piezas rápido, dando más empaque con Can y retirando a Moreno, con amarilla. El Liverpool consiguió dormir relativamente el partido, porque el Sevilla ya no llegaba con tanta alegría.

Cuando todo el esfuerzo parecía abocado a morir en la orilla, Pizarro encontró un balón muerto en el área para hacer el 3-3 definitivo y llevar el éxtasis a la grada de Nervión. El Liverpool se quedaba otra vez con cara de tonto, y el Sevilla evitaba la clasificación directa de los ingleses, viéndose obligados a ganar en la última jornada para ser primeros (dando por supuesta la victoria del Sevilla en Eslovenia).

Otra noche histórica en el Sánchez-Pizjuán, que continúa sumando partidos a su récord de imbatibilidad, hoy cuando más imposible parecía.

Ojalá éste sea por fin el punto de inflexión para el grupo de Berizzo. Ojalá los jugadores se suban definitivamente al carro, y el entrenador encuentre la tecla para gestionar tanto talento.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>