Home > Opinión > Roberto Baggio > Sébastien Squillaci, un defensa elegante para solucionar algunos problemas de la defensa sevilliista
Image

Sébastien Squillaci, un defensa elegante para solucionar algunos problemas de la defensa sevilliista

Lo más sorprendente no es la calidad de los jugadores firmados, que es muy elevada, sino el precio pagado por ellos. La secretaría técnica del Sevilla sigue demostrando que no sólo tiene buen ojo para firmar jugadores, su eficiencia va más allá porque es capaz de hacerse con los servicios de jugadores de muy alto nivel a un precio bastante menor al que deberían tener en el mercado.

Squillaci quinto fichaje del Sevilla FCLa clave está en el seguimiento y en el conocimiento de la situación contractual de estos. Conocer buenos jugadores es más o menos fácil-cuestión de dedicarle tiempo a ver fútbol-, encontrar el perfil necesario y con calidad superior ya no tanto, pero firmar barato ya es la odisea. Y en la contratación del central Squillaci se reúnen todos estos condicionantes.

Para hacer realidad fichajes de este calibre el club busca soluciones creativas, como pueden ser bajas cláusulas de rescisión para el nivel real de los jugadores y contratos cortos con salarios bastante importantes. De esta forma el presupuesto se equilibra mientras que se trata de establecer el equipo en Champions y que la dotación económica disponible suba a niveles superiores para poder tratar de llevar la ambiciosa política deportiva del club a su máximo potencial.

A algunos aficionados este tipo de política de contrataciones no les gusta pero es la que hace realidad que un jugador como Sébastien Squillaci dispute partidos como local en el Sánchez Pizjuan. Aquella persona que conoce cómo se mueve el fútbol actual y el caché del jugador del que hablamos estará de acuerdo con un servidor en que el fichaje realizado por el precio de traspaso que la prensa nos da a conocer es menor al que uno puede esperar por un futbolista de este nivel.

Realmente me he quedado muy sorprendido con que este magnífico jugador sea futuro futbolista del Sevilla por las próximas cuatro temporadas por las cifras que se escuchan o leen . Es algo que, cuando empezaron a sonar los rumores sobre el interés, no me terminada de entrar en la cabeza en los términos económicos que se publicaban.

 

Finalmente se habla de un montante económico alrededor de los 6,5 millones de euros + un variable sobre 1,5 millones en función de objetivos, cifras inferiores a las que tuvo que pagar el Lyon para concretar su contratación cuando militaba en el Mónaco- 8 millones de euros+ el pase de Monsoreau al equipo del principado fueron las cifras que trascendieron en la operación Mónaco-Lyon para el anterior cambio de club de Squillaci-.

Dicho esto, que sirve de prefacio para entrar en las características del jugador, tengo que dar mi más amplia enhorabuena a la secretaría técnica del club porque ha firmado un jugador que, si bien es cierto que no es nivel top de centrales en Europa- como los Vidic, Carvalho, Nesta, Carragher, Demichelis, Gallas, etc..- , está en el segundo escalón de valoración dentro de su posición en todo el continente. Llega a Sevilla un jugador de altísimo nivel, experiencia más que probada en el máximo escalón competitivo-Champions League-, en una edad magnífica para dar un enorme rendimiento en el club y que además, por si fuera poco, encaja en el perfil que debía buscar el departamento técnico para resolver muchos de los problemas que ha mostrado la zona de retaguardia sevillista la recién terminada campaña.

ALGUNAS NOTAS SOBRE SU CARRERA DEPORTIVA

Sébastien Squillaci, nacido el 11 de Agosto de 1980 en Toulon-sede de uno de los torneos más bonitos del verano en el que compiten selecciones sub,23 de todo el mundo-, es un defensa central diestro que militaba hasta la pasada campaña en el O. Lyon de la Ligue 1 francesa.

De origen italiano-apodado “Toto” como el delantero que maravillara, y poco más después, en el Mundial de Italia 90 por la similar pronunciación de su apellido con el del pequeño italiano- , este central de 184 cm de altura, comenzó su aventura profesional en el Mónaco. Tras dos temporadas en el club del principado pasó a jugar en el A.C. Ajaccio de la Ligue 2 francesa. Después de alcanzar el título en la segunda categoría del fútbol galo con este equipo volvió a Mónaco donde empezó a fraguarse un nombre a nivel Europeo. Allí pasó 4 temporadas donde llegaría a alcanzar una final de Champions League, conformando una gran pareja de centrales con Gäel Givet-hoy día en O. Marsella-, en aquel mítico equipo que dirigía Didier Deschamps y que capitaneaba Ludovic Giuly junto a Fernando Morientes en la vanguardia del ataque.

Ese equipo terminó desmembrándose, principalmente por cuestiones económicas, y Sébastien-ya uno de los mejores defensores del campeonato, como demuestran sus 8 internacionalidades por Francia la temporada 04/05- recalaría en 2006 en O. Lyon. Con el equipo de Gerland ha conquistado dos campeonatos siendo titular indiscutible en el 11 inicial las dos campañas y conformando una pareja de mayor nivel aún de la que formaba con Givet con Cris-indiscutiblemente la mejor del campeonato francés y una de las mejores de Europa- en la zaga del equipo que preside Jean Michel Aulas.

Esta temporada la lesión de su compañero habitual, el internacional brasileño Cris, le ha dado a Squillaci el papel de jerarca en la defensa del Lyon. Alain Perran -entrenador del OL la pasada campaña- ha confiado ciegamente en Sébastien de forma que ha sido el jugador que más minutos ha disputado en el equipo del sur de Francia. Además ha conquistado dos Súpercopas de Francia y un campeonato de Copa doméstico con su anterior equipo, junto con una Copa de la Liga con el Mónaco y un campeonato de Ligue 2 con el Ajaccio-tiene todos los trofeos nacionales de fútbol francés en sus vitrinas-. Se puede decir de él, para los que sean algo supersticiosos o cabalísticos, que donde va triunfa, sus equipos suelen ser ganadores.

Su papel en la selección del gallo no ha sido excesivamente relevante, debutó en un Francia-Bosnia disputado en Agosto de 2004-cuando jugaba en el Mónaco- y ha vestido la camiseta blue 13 partidos sin anotar ningún gol. Desde la llegada de Doménech al cargo de seleccionador galo la pareja habitual en la selección blue ha sido la formada por Thuram y Gallas, por lo que Squillaci no ha sido un jugador demasiado utilizado con su país en las dos últimas temporadas-sólo disputó tres partidos con su nación-. Ha estado convocado en la pasada Euro 2008 pero no ha disputado ningún minuto.

PERFIL TÉCNICO

Sébastien Squillaci es un defensor central diestro de complexión fibrosa y no demasiado robusto. Su perfil físico le convierten en un jugador rápido para la posición en la que juega y le dota de una buena movilidad para trabajar las coberturas. Rapidez y agilidad son dos de sus virtudes para manejarse muy bien en el centro de la zaga.

Técnicamente destaca en dos aspectos principalmente. Tiene una buena mecánica de salto y una altura suficiente para desenvolverse de manera muy adecuada en el juego aéreo tanto defensivo como ofensivo, donde es referente en los equipos que juega en este aspecto. Además es un defensa muy elegante, con buen trato de balón y que busca siempre la salida limpia del juego, lo que unido a su físico le convierte en un jugador estéticamente muy llamativo para la posición que ocupa en el campo. Dotar al juego una salida limpia desde la defensa era condición imprescindible en su equipo anterior, el Lyon francés, donde la salida de balón desde la retaguardia siempre era por abajo y no se lanzaban demasiados pelotazos. En el campeón galo ha cumplido con creces en esta labor. También maneja de manera muy buena el tackling a ras de suelo.

Tácticamente es un jugador que se puede desenvolver en los dos perfiles del centro de la zaga aunque su posición natural es la de central diestro. Es un jugador de carácter marcador, de los que salen a buscar al delantero entre líneas, y que se maneja con intensidad en la marca. También se desenvuelve con soltura cuando tiene que caer a bandas para trabajar las coberturas sobre el lateral de su zona, aspecto en el que le ayuda su velocidad. Quizá le cueste un poco manejarse en una línea defensiva compacta y en ocasiones permite espacio a sus espaldas, le gusta más manejar una referencia de marcaje. Además trabaja muy bien en el uno contra uno defensivo y busca la anticipación en la marca.

Su principal hándicap quizá sea la concentración, en ciertas ocasiones no la mantiene de manera permanente y le hemos visto cometer algunos fallos que por su calidad eran evitables pero esto también le ocurre a otros grandes centrales y, aunque es intenso en el juego , no es excesivamente agresivo.

Con su llegada el Sevilla gana en dos aspectos en los que hemos incidido bastante en los análisis de esta temporada como deficitarios desde el punto de vista táctico, el juego a balón parado defensivo y la salida de balón desde la defensa.

Ahora toca disfrutar de un gran defensa. Bienvenido a Nervión Sébastien y que tu rendimiento te lleve de nuevo a la selección francesa porque ya has demostrado en tu carrera que posees calidad para ello ya.

Roberto Baggio

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>