Arranca la pretemporada 08/09 con la ilusión por bandera

 en Roberto Baggio

Arrancan unos días de intenso trabajo jalonados por varios amistosos en los que empezar a conocer-para aquellos que no han tenido esa suerte antes- a los nuevos jugadores incorporados ya en el mercado estival en una pretemporada más tranquila que la anterior, donde la previa de Champions y la disputa de las dos súper copas en Agosto trajeron el fútbol de máxima competición a Nervión demasiado pronto. Aún así que nadie olvide que existen dos citas muy bonitas para marcar en Agosto con la participación del Sevilla en dos de los trofeos europeos de verano más llamativos, aquellos que tienen lugar en Ámsterdam o Moscú, y en los que se verá las caras con equipos de máximo calado en el fútbol continental.

EL MOMENTO DE DEFINIR EL ESTILO Y MEJORAR CONCEPTOS

Otra incógnita que se resolverá es el conocimiento del recetario táctico de Manolo Jiménez, puesto que la pasada temporada estuvo muy marcada por los acontecimientos ocurridos y por lo heredado del antiguo entrenador sevillista. El técnico del Arahal hizo algunas modificaciones pero las grandes bases tácticas eran las del equipo campeón de casi todo. Ahora le toca a Manolo, con tiempo por delante en estos casi dos meses previos a la puesta de largo en competición oficial del equipo, definir sus líneas maestras y mostrarnos a todos sus ideales futbolísticos.

Para ello, a falta de la contratación de un central-que ojalá sea pronto y su nombre sea Sébastien Squillaci, este francés me motiva mucho-, la dirección deportiva del club le ha brindado 4 nuevos jugadores al técnico con los que Jiménez ha declarado estar muy contento e ilusionado de cara al rendimiento que pueden ofrecer.

Tocará adaptarse a nuevos tiempos con la salida de dos jugadores que fueron importantes la pasada campaña- Seydou Keita- y durante el largo trayecto victorioso que ha tenido la entidad en las tres últimas temporadas- Daniel Alves, la tarántula brasileña-. Se perderán algunas cosas como el empuje y el recorrido de Seydou o la dulce anarquía y las estratosféricas diagonales de Daniel a los puntas. Aunque se ganará en otras que iremos pudiendo comprobar a lo largo de este caluroso verano durante los trofeos y amistosos de pretemporada.

Empieza una nueva temporada para ilusionar a los aficionados con detalles que mejorar de la época pasada o de la anterior campaña. Habrá que resolver los problemas a balón parado-principalmente defensivo-, mejorar la consistencia de la retaguardia , ganar en salida de balón desde la defensa, aumentar la calidad en el centro lateral desde las bandas o crecer en aportación de segunda línea-algunos de estos conceptos mejoraron muchísimo durante el tramo final del campeonato-.

Sin olvidarnos, claro está, de todo aquello que hacemos bien, como esa transición defensa-ataque vertiginosa, la calidad en el juego interior de los puntas, la creatividad de los jugadores de banda, la enorme pegada ofensiva de la línea de vanguardia del equipo y la presión ofensiva que durante muchos tramos de partido nos ha llevado a ser un equipo difícil de superar.

LO QUE DEBERÍAN APORTAR LOS NUEVOS

Para mejorar aquellos aspectos que no fueron del todo positivos en la anterior temporada y para seguir manteniendo al máximo rendimiento aquellos que nos hicieron ser importantes en el concierto europeo, desde la planta noble del Sánchez Pizjuán se le han proporcionado a Manolo Jiménez elementos de suficiente calidad.

Con los nuevos fichajes gana el equipo en fortaleza defensiva en los costados, con la adquisición de un lateral zurdo específico en la figura de Fernando Navarro de solvencia probada en su época bermellona en el R.C.D. Mallorca o de Abdoulay Konko como sustituto más que competente de Daniel Alves, se le hace a Jesús Navas sentir la competitividad de un compañero que llega con una ilusión tremenda, Lautaro Acosta, de características parecidas y versatilidad para adaptarse a diferentes posiciones y se potencia la calidad en el juego interior, el disparo de media distancia y la llegada de segunda línea o el juego a balón parado ofensivo con la compra de Ndri Romaric.

Quedan algunos aspectos importantes, muy importantes, y que fueron caballo de batalla una gran parte de la temporada, por resolver. Estos podrían verse mejorados con la adquisición de Sébastien Squillaci y la recuperación de Julien Escudé de cara al comienzo de la próxima temporada. Se perderá capacidad para salir jugando desde atrás limpio sin Daniel, aunque la pareja de centrales franceses es capaz de llevar a cabo con total claridad este cometido. Y Con Squillaci también se ganaría bastante en el juego aéreo defensivo.

PACIENCIA E ILUSIÓN. ESTE EQUIPO TIENE MUCHO QUE OFRECER

Toca darle tiempo al tiempo, esperar la llegada de un nuevo central, y confiar en que Manolo Jiménez encaje todas sus piezas para ver a un equipo de muy alto nivel. La confección de la plantilla no puede ser más ilusionante de cara a un nuevo ejercicio futbolístico en el que, de entrada, debemos empezar esperando a un equipo de máxima competitividad y terminar soñando con cosas muy importantes y quién sabe sino consiguiéndolas .

Confiemos en ver a un Chevantón recuperado, a ese Chevantón que en Lecce y Mónaco hacía un gol cada dos partidos y al que las lesiones no le martiricen , a un Arouna Koné que marca diferencias con su potencia, calidad en la conducción o espectacular desmarque al espacio, a un Renato con clarividencia en la construcción, a la auténtica realidad que ya es Fede Fazio siendo un muro en el centro del campo, a un Poulsen que nos ha demostrado ser uno de los mejores centrocampistas de la Liga en cuanto a inteligencia táctica y que perdimos en parte de la temporada pasada

A un Capel que comienza a interpretar el juego al nivel de sus cualidades técnicas y mejora sus prestaciones en el juego al espacio, a un Jesús Navas valiente y descarado que rompe defensas con sus uno contra uno que en muchas ocasiones añoramos, a ese Dragutinovic intenso en la marca y veloz en la cobertura, a ese Andrés Palop que gana títulos desde la portería, a ese De Sanctis que por algo lo habrán llevado a la Euro 2008, o a ese francés que juega con tanta elegancia desde el centro de la zaga llamado Escudé.

Sin olvidarnos de la jerarquía y calidad en el desplazamiento en largo o la llegada a gol de “Il Capo” Maresca o de la pareja de morenos del ataque- Kanouté- Luis Fabiano-, con su complicidad y definición, el buen hacer en las coberturas al lateral de Mosquera, la velocidad y versatilidad de un Adriano al que las lesiones le restan protagonismo o de las prestaciones que pueden cumplir los “canteranos” Crespo o David Prieto. Si encima hay suerte de recuperar a Javi Navarro…..

¿Quién dice que este no es un equipazo con el que arrancar un nuevo campeonato con toda la ilusión del mundo?. Pero algunos todavía se quedan en aquello que no está y no volverá o lo que no llegará por motivos que muchos no terminan de entender.

Ellos sabrán el por qué. Tiempo habrá, si las cosas no van bien, de criticar. Pero ahora es momento para hacer crecer la ilusión con una plantilla que ya quisieran tener muchos equipos en lo que se puede avecinar en el futuro más cercano.

Sólo haciendo las cosas medianamente bien nos vamos a divertir muchísimo esta temporada, que nadie lo dude.

Roberto Baggio

Entradas recientes
ImageImage