Así ha ido el mercado de fichajes para el Sevilla FC

 en Hastalamuerte.net

El Sevilla FC ha vivido un mercado de fichajes más movido de lo esperado, tanto por los movimientos como por las negociaciones, aunque algunas de ellas no han llegado a buen puerto. Con los nuevos jugadores, los fanáticos que usan Codere seguramente tendrán muchas razones para celebrar. Seis altas y ocho bajas, que en términos económicos se traduce en un gasto de 10 millones de euros; inversión con la que el club hispalense pretende dar un salto de nivel y volver a pelear entre los grandes del fútbol español en LaLiga y superar la ronda de octavos de final en la Champions.

El último día de la ventana de fichajes fue una locura. El club hispalense cedió, a cinco minutos para el cierre, al delantero Luuk de Jong al FC Barcelona; lo que le permitió aligerar su masa salarial y disponer de capital para reforzarse en enero. Este movimiento estaba condicionado a una operación a tres bandas que finalmente sí que fructificó y que llevó al atlético Saúl Ñíguez al Chelsea y el blaugrana Antoine Griezmann al Atlético de Madrid. La entidad del Sánchez Pizjuán logró de esta manera, a última hora, deshacerse de un jugador que no entraba en los planes de Lopetegui y que tiene un alto salario. Ha salido en forma de cesión, por lo que en julio De Jong volverá a Sevilla.

Esta operación no ha sido, ni mucho menos, la única y más característica de la comisión deportiva sevillista en el mercado. La venta de Bryan Gil al Tottenham ha sido el eje que explica el resto de movimientos. El club británico ha visto en el joven extremo un gran valor de futuro y ha decidido apostar fuerte por él. En el Pizjuán vieron con buenos ojos su salida ya que, pese a que tiene un talento prometedor, recibir 25 millones en época de vacas flacas por un jugador que no ha tenido continuidad en el primer equipo es una oferta irrechazable.

Este dinero permitió firmar al lateral argentino Gonzalo Montiel, procedente de River Plate; y allanó el camino para el fichaje, en los últimos días del mercado, del delantero Rafa Mir, que costó 16 millones. Era propiedad del Wolverhampton británico y jugó el pasado curso en el Huesca. Estos dos no han sido los únicos traspasos que ha realizado el Sevilla, ya que el centrocampista Delaney y el defensa Augustinnson han costado, cada uno de ellos, en torno a 6 millones. El dinero gastado en fichajes supera los 28 millones. Además, el extremo Lamela se incluyó en la venta de Bryan Gil y, por otro lado, ha llegado libre el portero Dmitrovic.

Salidas

Además de la venta de Bryan Gil rumbo a Londres, el Sevilla FC ha ingresado dinero por otros dos jugadores. El Atlético Mineiro brasileño pagó 2,5M por el defensa Guillherme, mientras que el Espanyol ha inscrito a Sergi Gómez por un millón. A estas bajas se suman las de otros futbolistas que acababan contrato, como es el caso del centrocampista Franco Vázquez, el defensa Sergio Escudero y el portero Thomas Vaclik, que han encontrado refugio en Parma, Granada y Olympiakos respectivamente.

Entradas recientes