Cádiz CF 1-3 SevillaFC: Pesaron las piernas, pero se impuso el fútbol

 en Liga

El SevillaFC arranca con victoria su periplo en la complicada Liga 2020-2021. Lo hizo imponiéndose a un buen Cádiz, que se puso por delante, y que vendió cara su derrota, la cual llegaría ya en los minutos finales del encuentro.

Le pesaron indudablemente las piernas al Sevilla por su esfuerzo mayúsculo ante el Bayern el pasado jueves. Alemanes que por cierto caían hoy con estrépito en un 4-1 ante el Hoffenheim donde marcó incluso el ex sevillista Munas Dabbur.

Para contrarrestar esta merma, Julen Lopetegui dio entrada en el once a varias novedades. Sergi Gómez, Gudelj, Óliver, Acuña y el discutido En-Nesyri eran de la partida inicial.

El Cádiz, sabedor de las fuerzas del Sevilla impuso una presión alta todo el partido, haciendo sentirse incómodo al Sevilla durante toda la primera mitad donde apenas aparecieron los sevillistas. En-Nesyri dispuso de alguna ocasión que no materializó, y más allá de su relación con el gol, al marroquí se le ve aturullado, enfadado con el fútbol, queriendo hacerlo todo de golpe sin la pausa necesaria para cumplir con acciones básicas que sus compañeros le requieren.

En la reanudación, el Cádiz hizo su gol después de una preciosa dejada de Negredo a Salvi. Se le ponía el partido cuesta arriba a un Sevilla con las fuerzas justas. Julen movió el banquillo con 3 cambios de una tacada. La entrada de Munir, Jordán y De Jong cambiaría el partido.

El empate lo hizo el holandés después de una jugada y un centro excelso de Jesús Navas. Es impresionante el nivel del palaciego, absolutamente impresionante. No hay palabras para definir su hambre, su competitividad, y su nivel. De Jong cabeceó a la red imposible para Cifu, demostrando que sigue su idilio con el gol y que cada vez afina mejor sus remates y sus posiciones en el área.

Ya muy al final, un precioso pase de Jordán en profundidad era ejecutado con maestría por Munir en su mano a mano. El compatriota de Youseff lo dejó en evidencia, involuntariamente, pero dejando claro la diferencia de calidad en la definición entre ambos.

A punto del pitido final otro balón en largo para Munir era aprovechado por el marroquí para culminar su noche con asistencia a Rakitic, que aún no es Banega, pero que lleva un penalti provocado y un gol en sus dos primeras apariciones oficiales.

3 puntos para borrar el mal sabor de boca de la Supercopa y comenzar a acumular puntos con los que escalar en la clasificación, a falta de recuperar los dos partidos aplazados.

Entradas recientes