Cómo ahorrar con códigos promocionales

 en Hastalamuerte.net

Seguro que ya sabes lo mucho que te puedes ahorrar haciendo tus compras a través de Internet… ¿Pero y si te dijésemos que todavía podrías pagar menos? ¿Cómo? Con códigos promocionales. Los podemos encontrar para cualquier tipo de producto o servicio; por ejemplo, si quieres hacer apuestas deportivas, podrías escoger un buen botemania código para empezar con una incrementada cantidad en el bankroll y así tener una mayor capacidad de apuesta.

Estos códigos promocionales son, en efecto, códigos de texto que activan ciertas funcionalidades en la base de datos de la web. Por ejemplo, imagina que quieres comprar una plancha de una determinada marca, y que con el código 012345 puedes ahorrarte un 5%. Habrá un apartado en la web en dónde lo puedas introducir; si todo va bien, se validará el descuento y podrás beneficiarte de él.

¿Es tan fácil? Si, pero nos parece interesante que conozcas cómo funciona esto a nivel de base de datos.

¿Cómo funcionan los códigos promocionales?

Obviamente, para que estos códigos funcionen deben de haber sido dados de alta previamente. Lo más normal es que las tiendas online actuales estén construidas sobre sistemas CMS (tipo Prestashop o WordPress) y que dar de alta un cupón sea muy sencillo. Habrá que buscar la sección correspondiente, indicar un nombre y la acción asociada al mismo, por ejemplo, que se aplique un 5% de descuento, que se haga un 10% de descuento si la compra es de mínimo 50€, que se aplique una promoción de 2×1.

En el momento en el que el cliente hace la compra, justamente antes de hacer el pago, tendrá que indicar el código en un recuadro de texto. Al escribirlo se genera una consulta directa en la base de datos de la tienda. Si esta consulta tiene éxito (es decir, si encuentra alguna coincidencia) y si se cumplen los criterios establecidos, el descuento será aplicado. Si no, o bien nos indicará que ha expirado, o bien que no se puede utilizar por X motivo.

Uno de los principales inconvenientes de este tipo de recurso es que son eventuales; es decir, que no van a durar para siempre. Suelen ser liberados con un limitado margen de tiempo, o bien según una cierta cantidad de usuarios. Si no estamos pendientes, es posible que en el momento de canjearlos ya no se puedan utilizar.

También existen los descuentos de link directo: estos, o bien se aplican directamente en todos los artículos al entrar a la web, o bien si entramos por un link determinado. De igual manera, algunos clientes pueden recibir promociones especiales por ser nuevos, por llevar mucho tiempo comprando en la web, por hacer un pedido mínimo con una determinada cantidad, o por cualquier otro tipo de situación.

Usa estos cupones y verás lo mucho que ahorras.

Entradas recientes