El acento sevillano de la Eurocopa

 en Hastalamuerte.net

La Eurocopa tiene un color especial. Siempre lo tiene. Como Sevilla. Como el Sevilla. No ha sido la temporada más sencilla en Hispalis. Acostumbrados a la zona noble, el consuelo ha sido evitar el infierno. Un rumbo que hace que no demasiados futbolistas con sangre nervionense se personen en Alemania. Pero los hay. El aficionado sevillista tendrá caras conocidas a las que animar, o no, más allá de la selección española. Dos buenos ejemplos son Jules Koundé y Thomas Delaney. Dos futbolistas en diferentes tramos de sus carreras, con diferentes aspiraciones colectivas, aunque con un rol primordial en Francia y Dinamarca de manera respectiva. El Sevilla forma parte de su pasado, pero el Pizjuán siempre se lleva en el corazón.

El cerrojo del favorito

Les Bleus son una de las máximas favoritas, junto a otros planteles como la selección española en la Eurocopa. Es un hecho. Por plantilla, potencial e historia. Por algo las principales casas de apuestas las colocan en la cima sin excepción. Sin embargo, no es tarea sencilla la de Koundé. El talento ofensivo de la selección de Didier Deschamps es prácticamente ilimitado. Empezando por Kylian Mbappé, que ya sería argumento suficiente por sí solo. El problema, para el resto, es que hay mucho más. Ousmane Dembélé, Kolo Muani, Marcus Thuram, Bradley Barcola, Kingsley Coman… Y todo con lanzadores como Antoine Griezmann y anclas como la pareja madridista Camavinga-Tchouameni, con la experiencia de Kanté como contrapunto. Un sinfín de alternativas que necesitan sostén. Y ahí es donde aparece el exsevillista Koundé.

Aterrizado en Nervión como el fichaje más caro de la historia de la entidad (25 millones de euros), el otrora joven talento del Girondins conquistó Sevilla y al Sevilla. Como central o como lateral derecho, Jules se ganó un paso al frente aún mayor. El Barça tocó su puerta en 2022 y, a cambio de 50 millones de euros, colocó sus maletas en la ciudad condal. Sin tanta regularidad como en el equipo hispalense, ello no le ha restado importancia con la selección y para Deschamps es indispensable. Su polivalencia le asegura la titularidad, ya sea en el centro o en el costado, y su papel es crucial a la hora de apagar fuegos y como conector con la sala de máquinas gracias a su buen trato de balón.

Polonia, Países Bajos y Austria acompañan a Francia en el grupo D. A priori, el primer puesto no debería resistirse, pero la Oranje de Van Gaal está al alza y Polonia siempre puede terminar como ‘underdog’ del campeonato. Sólo contar con Robert Lewandowski como punta de lanza ya añade picante a cualquier duelo. Otro envite donde Koundé será fundamental, pues conoce bien a Lewy, su compañero en Can Barça. En un año tan complicado y con tanta duda en defensa, el sevillista mirará con añoranza los partidos de Jules, en su día uno de los ‘ojitos derechos’ de la hinchada hispalense.

La experiencia de uno de los tapados

Y de un ex a otro, aunque Thomas Delaney no tuvo tanta incidencia en el Sevilla. Cedido en esta temporada 2023-24 en el Anderlecht, el veterano centrocampista es una de las piezas en la que más confía Kasper Hjulman. A sus 32 años, Delaney acumula 76 internacionalidades, cinco entre el Mundial de Rusia 2018 y el de Qatar 2022 y seis en la Eurocopa multisede de 2020. Allí, el combinado danés fue la gran revelación. Sólo Inglaterra, en la prórroga de semifinales (2-1), fue capaz de apear a los noreuropeos de la competición. Seis partidos con Delaney como pieza vertebral.

En el torneo presente su importancia se presupone menor. Schmeichel, Christensen, Hojberg o Hojlund, el ‘Haaland’ danés del United, serán las estrellas de Hjulman, pero si el físico respeta a Delaney será fundamental por su enorme experiencia en partidos de alta tensión. Con Inglaterra como máxima favorita del grupo C y Eslovenia como cenicienta, entre Serbia y Dinamarca deberían disputarse la medalla de plata. Si logra la clasificación, ‘la dinamita roja’ será la gran tapada en las eliminatorias. Enormes competidores, serán una pesadilla para sus rivales. Con Delaney como líder espiritual.

Entradas recientes