El Sevilla llega a la final contra el Inter encomendado a héroes inesperados

 en Hastalamuerte.net

El Sevilla doblegó a lo grande al Manchester United (2-1) para certificar su presencia en su sexta final de la Europa League, en la que se enfrentará en Colonia al Inter de Milán. Pero a diferencia del equipo interista, en el que Lautaro y Lukaku se presentan como principales amenazas confirmando el protagonismo que habían apuntado a lo largo de la temporada, los de Lopetegui llegan al partido encomendados a héroes inesperados.

Es cierto que Ocampos, que llega mermado a la final con molestias físicas, continúa rindiendo al más alto nivel. Y también es verdad que Diego Carlos y Koundé se han convertido en una de las parejas de centrales de moda en el fútbol europeo. Pero Bono, que ya fuera fundamental contra el Wolverhampton deteniendo un penalti, y Reguilón y Jesús Navas, decisivos en los laterales, acuden a la final como los tres héroes del partido ante el Manchester United, en el que el cancerbero marroquí cobró un papel muy destacado. Con un portero en estado de gracia y dos laterales con alma de extremos que son sinónimo de peligro en cada acción, el conjunto sevillista puede presumir de cara a la final de disponer de más recursos que su próximo rival, por mucho que el cuadro milanés sea considerado favorito para las casas de apuestas.

El equipo andaluz puede además presumir de haber conocido todos los registros para llegar a la gran final. Porque si ante la Roma encarriló pronto la victoria arrollando al equipo italiano desde el principio (2-0) y frente al Wolves tuvo que sufrir sobreponiéndose a un penalti en contra que Bono acertó a despejar (1-0), contra el United tocó la remontada. El Sevilla encadenaba cinco partidos consecutivos sin encajar goles y los red devils rompieron desde los once metros esa estadística. El conjunto sevillista estaba por debajo en el marcador frente a un equipo físicamente muy potente. Pero no hay montaña que se le resista a este Sevilla.

Con Bono tocado por una varita mágica, flotaba en el ambiente que los de Lopetegui tendrían opciones con creces para darle la vuelta al resultado. Y dos centros desde los laterales propiciaron la remontada. Con cuatro protagonistas distintos, lo que demuestra el abanico de recursos de este equipo. El mayor mérito lo tuvieron Reguilón y Jesús Navas por sus centros medidos, pero la definición de Suso (minuto 25, 1-1) y el desmarque de De Jong (minuto 77, 2-1) también merecen su mención. Una remontada que tuvo que ver desde el banquillo Ocampos, retirado en el minuto 55 por molestias en su pierna derecha.

Para las casas de apuestas, la final se presenta muy igualada con ligero favoritismo italiano en un partido que no debería tener muchos goles. En este enlace se pueden ver los pronósticos de fútbol de Sportytrader por si quiere ampliar la información de cara a este encuentro que puede suponer este viernes el sexto entorchado sevillista en su competición fetiche.

Entradas recientes