Elche CF 2-1 SevillaFC: Ojo, equipo tocado y hundido

 en Liga

Infame partido del Sevilla en Elche. Cayó por un engañoso 2-1, en el que puede haber sido, perfectamente, el peor partido de la era Lopetegui. Nunca fue a por el partido, y se le saltaron todas las costuras en un par de ataques decentes del Elche. La 4ª plaza ya no está asegurada, ni mucho menos. Viene derbi en Liga, y prácticamente nadie puede confiar a día de hoy en la épica remontada necesaria en Dortmund.

Le dio la vuelta el equipo Lopetegui como a un calcetín. Solo repetían los dudosos Vaclik y De Jong en el once inicial. Avisaba en la previa que el equipo estaba al límite, y que había muchos jugadores tocados. Jugaron muchos no habituales para refrescar lo físico, pero se dejó atrás lo futbolístico, y sobre todo, lo mental. El varapalo del Camp Nou en Copa aún no ha sanado, y se vio a un equipo totalmente bloqueado, sin ganas, sin ideas, y sin fútbol.

Hasta el minuto 81 de hecho no tiró el Sevilla. Fue un balón largo de Óliver para En-Nesyri que el marroquí lanzó fuera. Para entonces, el Sevilla ya perdía 2-0. El primero, en un saque lateral defendido muy blandito por Sergi, permitía a Raúl Guti rematar a placer solo en el área. El siguiente, un balón parado que Carrillo remataba perfecto al palo largo y Vaclik, inmóvil, sacaba el balón ya dentro de la portería. En el haber del checo, sólo una parada de mérito en la segunda parte cuando Lucas Boyé se plantó solo ante él después de una irresponsable pérdida de Gudelj en la salida del balón.

De Jon solo pudo maquillar el marcador en el minuto 90, cuando ya no había tiempo para casi nada. Remató en plancha un buen servicio lateral de Acuña, de nuevo el mejor en los pocos minutos que pudo disputar.

El Sevilla seguirá siendo cuarto, sigue teniendo un partido menos, pero está claro ya que va a tener que pelear duro para conservar esa posición en liga. El equipo está hundido, destrozado moralmente y sin fútbol en las piernas. Dormund y Betis no son precisamente los mejores remedios para los males de este Sevilla, pero no queda otra que apretar los dientes y seguir peleando.

Entradas recientes