FC Barcelona 6-1 SevillaFC: Set y vergüenza

 en Copa del Rey

Noche dura para los sevillistas. Acudía el Sevilla con la ilusión de hacer valer el 2-o de la ida, pero enfrente, con Messi a la cabeza, no estaban por la labor.

Es cierto que Valverde no se guardó nada, sacó el once de gala con la cortesía de Cillessen en la portería, y claro, pasó lo que se esperaba. Quizás no en esta dimensión, pero todos olían que si Messi quería, no había nada que hacer.

A la media hora, ya había igualado la eliminatoria, y en la reanudación, dos nuevos goles del Barça seguidos casi sin despeinarse para poner el 4-0 que sentenciaba la eliminatoria.

El Barça se relajó, bajó el pistón y concedió un respiro al Sevilla que aprovechó, sorprendentemente Arana, con un buen gol con la zurda. Fueron minutos para una relativa esperanza, pero Valverde estuvo rápido en los cambios, introdujo a Vidal y Semedo, y el Sevilla desapareció de nuevo.

Lo hizo hasta tal punto que cuando buscaba el gol del milagro, recibió otros 2, el último de Messi tras una combinación de escándalo del Barcelona.

Como casi siempre, perder contra el Barça entra en los cálculos. El problema, otra vez, es cómo se pierde. Con la sensación de que el entrenador dejó demasiadas piezas claves en el banco, que nunca supo manejar el partido, y que, como todos sus predecesores, hace pequeño al equipo cuando se enfrenta a un escenario de grandes dimensiones.

Es otra noche de vergüenza para el Sevilla, que sólo acumula goleadas y ridículos en cada visita a un campo de los grandes.

Entradas recientes