Polí­tica

No todo es fútbol: Series, Cine, Música, Política...

¿Qué ideología polí­tica tienes?

Extrema Izquierda
23
9%
Izquierda
66
26%
Centro Izquierda
31
12%
Centro
27
11%
Centro Derecha
48
19%
Derecha
21
8%
Extrema Derecha
18
7%
Soy apolítico
18
7%
 
Votos totales: 252

Avatar de Usuario
shingon
Usuario
Usuario
Mensajes: 7134
Registrado: 12 Jul 2017, 02:14
Contactar:

Re: Polí­tica

Mensaje por shingon » 15 Jun 2019, 18:56

Ole, ole, ole, todos vamos pá Sevilla!!! le decía la monjita al cura Gilipichi :fel

Avatar de Usuario
antoniobiris
Equipo del foro
Equipo del foro
Mensajes: 11851
Registrado: 24 Sep 2009, 11:30
Edad: 34
Contactar:

Re: Polí­tica

Mensaje por antoniobiris » 15 Jun 2019, 18:58

Madre mía, vaya troll con más descaro. Hacia tiempo que no veía uno asin.

Avatar de Usuario
shingon
Usuario
Usuario
Mensajes: 7134
Registrado: 12 Jul 2017, 02:14
Contactar:

Re: Polí­tica

Mensaje por shingon » 15 Jun 2019, 19:28

Rafaeee escribió:
15 Jun 2019, 09:55
Encima que matan (ejemplo) a su marido porque un sicopata dd eta (si sicopata) le da por pegarle un tiro o poner una bomba a su marido...ni indemnización ni tienes derecho asociarse como víctima de terrorismo.
Encima te matan a un familiar por la cara...Encima la boquita callada...
Esto es el mundo al revés....No salgo de mi asombro
Rafaeeee la definición de terrorismo es prácticamente sembrar el terror, "nunca esta justificado", pero dentro de una dictadura es normal que grupúsculos de gente, o alguna masa crítica se revele contra la falta de libertad y se organicen bandas armadas para exigir esa falta de libertad que les niega el dictador de turno, inMaduro por ejemplo.

Dentro de la democracia los terroristas casi siempre están subvencionados por países contrarios a la DEMOCRACIA, puesto que esta les estorba para controlar o adoctrinar al ciudadano en sus postulados de,,, "El estado lo es todo y nada existe fura de él",,,es decir papá Estado lo es todo y el partido en el poder Comunismo, siempre en los estados donde impera su poder en su máxima expresión todos los demás partidos políticos están PROHIBIDOS, atrévete en un país comunista hablar mal del comunismo y veras que te pasa Jjjjjjj.

Como muy bien dices el Psicópata es fácil de reemplazar sobre todo si lo mantienes muerto de hambre, véase islamistas radicales inmolándose por la promesa de un cielo en el que 72 vírgenes le esperan solo por inmolarse llevándose por delante a cuantos mas inocentes mejor.

En definitiva, la función principal del terrorista es sembrar el terror, escudándose en una idea impuesta por intereses mas que oscuros, cuyo principal interés es derrocar la DEMOCRACIA, "ojo" cuando un terrorista actúa contra la dictadura del comunismo es considerado como un enemigo de la patria y es perseguido y eliminado ipso-facto.

Avatar de Usuario
shingon
Usuario
Usuario
Mensajes: 7134
Registrado: 12 Jul 2017, 02:14
Contactar:

Re: Polí­tica

Mensaje por shingon » 18 Jun 2019, 16:33

Las cosas del Nefasto Zeta-Pedo.

https://www.libertaddigital.com/espana/ ... 276640435/

El socio de Sanchez, luego a demonizar a las víctimas de estos sanguinarios asesinos

https://www.elmundo.es/espana/2014/06/3 ... b4579.html

Avatar de Usuario
shingon
Usuario
Usuario
Mensajes: 7134
Registrado: 12 Jul 2017, 02:14
Contactar:

Re: Polí­tica

Mensaje por shingon » 19 Jun 2019, 02:46

Si este no es un Fasci-Naci-Comunista que me lo expliquen. minuto 0,34 😳


Avatar de Usuario
Charo Roca
Usuario
Usuario
Mensajes: 8014
Registrado: 21 Abr 2017, 13:40
Ubicación: Málaga Oeste
Edad: 78
Contactar:

Re: Polí­tica

Mensaje por Charo Roca » 19 Jun 2019, 11:59

PARIPÉ NEGOCIADOR EN UN SOLO ACTO

Se levanta el telón y se ve un escenario con una mesa camilla en la que están sentados Pedrito ''El Intrépido Guaperas'' en el centro, Albortito ''El Falangito del IBEX'' a su derecha y Pablito ''El Coletas'' a su izquierda... en el proscenio, bajo la concha del apuntador se adivina la presencia de Paul Married ''El Aznarín de FAES'' por un brazo derecho haciendo el saludo romano y un hermoso par de cuernos... comienza la acción...

''El Intrépido Guaperas''.- Bueno Pablito, quedamos en que tú me prestas tus 42 escaños para que yo sea Presidente del Jodierno...

''El Coletas''.- ¿Y tú que me darás a cambio?...

''El Intrépido Guaperas''.- ¡No seas desconfiado Pablito!... yo te prometo que pondré en práctica todas las políticas de izquierda que hemos acordado...

''El Falangito del IBEX''.- (por lo bajinis) ¡Y una mierda, Pedrito!... recuerda que ya te tiramos una vez por la ventana de tu despacho...

''El Aznarín de FAES''.- (también por lo bajinis) ¡Eso, eso, Albortito, tú apriétales bien las tuercas a esos mamones, que ya son nuestros!...

EC.- No me fío, Pedrito; la otra vez me dijiste lo mismo mientras hacías manitas con el Albortito por debajo de la mesa...

EIG.- Ésta vez será distinto, Pablito, ya he aprendido la lección y gané la Secretaría General de mi partido jurando que con el Albortito nunca más... y, además, entre tú y yo hemos echado a la puta calle a Mari-Guano ''El Indecente''... ¿qué más pruebas quieres?...

EC.- (levantándose muy cabreado) ¡Que no se la menees al Albortito por debajo de la mesa, cacho mamón!... ¡¡¡Ahí sus quedáis fachas de mierda!!!...

EIG.- ¡Ji ji, ji...!

EFI.- ¡Ja, ja, ja...!

EAF.- ¡Jo, jo, jo...!

Rien los tres mientras suena el Caralsol y se oye la VOX del monórquido genocida bendiciendo la faena.

TRINCÓN, DIGO TELÓN. :)

Avatar de Usuario
shingon
Usuario
Usuario
Mensajes: 7134
Registrado: 12 Jul 2017, 02:14
Contactar:

Re: Polí­tica

Mensaje por shingon » 21 Jun 2019, 03:18

Señores y Señoras, abróchense los cinturones porque vamos a asistir al mayor robo de la historia en nuestro País.

Fíjense lo que dice la Vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo en público sin cortarse ni un pelo.

"El dinero público no es de nadie"

https://www.periodistadigital.com/polit ... 401584154/

Avatar de Usuario
1980
Usuario
Usuario
Mensajes: 6550
Registrado: 27 Mar 2011, 18:11
Contactar:

Re: Polí­tica

Mensaje por 1980 » 21 Jun 2019, 23:35

http://ramblalibre.com/2019/06/21/el-cu ... la-manada/


Érase que se era una niña…Bueno, tenía 18 años, pero algunos la consideraban tal. Era muy buena y muy estudiosa y quería mucho a su mamá y a sus amigas reptilineas. No la llamaremos ni Claro de Luna ni Luz de Sol, sino simplemente Caperucita. No era muy alta y algo gordita, pero era muy buena y muy estudiosa.

Pues esta niña tan buena y estudiosa que amaba mucho a su mamá quiso ir a ver las fiestas de Pamplona porque era muy devota de San Fermín. Cogió su coche y lo llenó de bebidas alcohólicas para dárselas a los pobres y que no pasaran frío, pues aunque era el 7 de julio, pensó que en el Norte suele hacer más frío que en Madrid.

Caperucita empezó a darle pequeños sorbos al ron, a la ginebra y al whisky y se puso a hacer unos mojitos muy ricos, de forma que pensó, como era muy buena, que esas bebidas espirituosas no les convenían a los pobres pamplonicas y como era tan buena hizo una gran obra de caridad y se lo bebió todo, así nadie se emborracharía.

Caperucita estaba muy contenta porque había mucha gente allí y todos eran como amigos, y conoció a muchos chicos de Palencia, de Burgos y de Madrid, pero ninguno de Pamplona, lo cual es raro siendo las fiestas de la capital navarra. Bailaba y cantaba; cantaba y bailaba. Vio sentado en un banco a un prenda, a un chico. Y le preguntó de dónde era y le dijo que de Sevilla. Y ella, tan modosita, no había conocido nunca a un sevillano, ni en el sentido bíblico ni en ninguno. Resultó que el prenda era, además, del Sevilla y ella del Atleti. Y estuvieron todo el tiempo hablando de fútbol, que es lo que todo el mundo hace en Pamplona en las fiestas del Santo patrón tras el chupinazo, porque no van a hablar de toros y mucho menos de sexo, y menos en la primera conversación y sin que nadie les hubiera presentado.

Y el prenda tenía varios amigos y, cosa curiosa, todos eran de Sevilla e iban y venían, y quillo, quillo. Y a todos los quillos les gustaban los toros, porque es sabido que a todos los quillos les gustan los toros. A Caperucita le parecieron muy simpáticos los quillos, quillos, pero le entró un sueño muy fuerte, como un encantamiento, y quiso irse al coche, porque para no gastar el dinero de mamá, dormía en el coche, donde ya no quedaban botellas de bebidas alcohólicas, porque si hubieran quedado se las hubiera bebido también para que nadie sufriera daño.

Y los quillos también se iban a dormir a su coche, al suyo de ellos, así que los simpáticos quillos se ofrecieron a acompañarla y así seguirían hablando de fútbol, que es de lo que se habla en los sanfermines a altas horas. Los chicos y las chicas hablan de fútbol, es cosa sabida. Empezaron a andar e iban por unas calles que la alejaban de su coche, pero ella como era tan buena, no le dio importancia y eso que de niña –ya no era una niña, aunque la llamaran así algunos de Tele 5- su mamá le dijo que no hablara con extraños. Y hete aquí que allí iba con cuatro quillos que acababa de conocer; bueno, eran cinco, pero uno era invisible por un extraño sortilegio o porque ella quizás se había pasado bastante con las bebidas espirituosas. No eran, pues, siete ni enanitos como algunos se han empeñado en decir; sino que eran altos y fornidos y muy simpáticos.

Esa chica tan buena, tan estudiosa y que quería mucho a su mamá, vio que los quillos se pararon ante un Hotel y empezaron a hablar con el recepcionista y ella no le dio importancia, porque dormir en un coche es molesto y mucho mejor en una buena cama. Y como era buena no le importó que se fueran a dormir todos en una sola habitación, para ahorrar, y que ella se fuera sola al coche que cada vez estaba más lejos. Caperucita tenía una sordera selectiva y oyó todo, menos que querían una habitación “por horas para follar”, porque de haberlo escuchado hubiera salido corriendo o hubiera gritado socorro o se hubiera puesto detrás del recepcionista. ¡Vamos! Pero no lo oyó, la verdad es que Caperucita no lo oyó. De hecho, como era muy buena y muy educada, oyó todo menos esas palabrotas.

Y siguió con los quillos y uno la tocó el hombro y la cadera y eso la molestó, pero para el quillo no se molestara, como Caperucita era muy considerada le dio un prolongado beso en la boca, como había visto en las películas, y por si acaso era un príncipe emérito al que volviera a su verdadero estado. Y él la llevaba de la mano, y otro la cogió por la muñeca, pero no fuerte, no como para dejar marca. Le dijeron: silencio. Y como Caperucita era muy buena y muy educada pensó:

Estos quillos seguro que se van a fumar un porro y por eso entran en este cubículo. Hubiera sido mejor que buscaran un parque y no hacerlo tan complicado.

Y Caperucita se llevó una gran sorpresa cuando la quitaron la riñonera, la bajaron los leguis y las bragas y entonces pensó que no se iban a fumar ningún porro. Y como estaba muy sorprendida con los quillos con los pantalones bajados, por instinto le agarró el pene a uno para no caerse, por puro instinto, no por lascivia, y con tal de no caerse le hacía movimientos mecánicos que podría pensarse que lo masturbaba, pero no era verdad, era solo para mantener el equilibrio. Entonces ella tuvo mucha ansiedad y se sometió, porque era muy buena. Y no podía hablar porque tenía todo el tiempo la boca llena. Ella sólo quería que aquello pasara cuanto antes porque si entraba alguien iba a pensar que estaba haciendo sexo en grupo con desconocidos, y eso no le gustaba a su mamá. Y los quillos grababan las cochinadas que estaban haciendo Caperucita y ellos.

Déjamos los detalles y el beso negro, porque no es propio de un cuento infantil de una niña tan buena y estudiosa. El caso es que los quillos cuando eyaculaban iban saliendo. Uno tras otro. Hay que insistir en que no eran siete ni enanitos, lo cual hubiera cambiado mucho la historia en lo que queda por venir. Si hubieran sido enanitos no habría habido prevalimiento, pues los enanitos nunca se prevalen. Y, por fin, respiró y se subió las bragas y los leguis, pero en la riñonera no estaba su móvil que era mágico y había convertido a un guardia civil en un ladrón, lo cual no es poco misterio.

Entonces fue cuando Caperucita vio que los quillos eran una manada y no sabía cómo le iba a decir a su mamá que había vuelto a perder el móvil y todo lo que había hecho con aquellos quillos: felaciones, penetraciones vaginales y anales. ¡Demasiado para cualquier madre! ¡Qué pensaría su mamá, deformada por décadas de heteropatriarcado, de su hija! Entonces vinieron una pareja de hadas y mucha gente buena como si fuera un castillo encantado y no eran del Sevilla, ni del Atleti, sino de otros equipos, de Bildu y Podemos y algo así como Geroa bai: policías municipales, policías forales, trabajadoras sociales, médicos, enfermeras, psicólogas. Y todos aquellos duendecillos pamplonicas la comprendían mucho, que ella era muy buena y muy estudiosa y quería mucho a su mamá, que comprendería lo que la había pasado cuando ellos se lo contaran. Y le hacían las preguntas de forma de que le bastaba responder con un sí y era todo muy sencillo y muy claro porque decían que la habían violado; sí, eso, violado, cuando ella solo quería ir a dormir al coche y hablar de fútbol.

Entonces metieron en la cárcel a La Manada, para que no volvieran a hacer guarradas a las niñas buenas como ella que van a San Fermín por devoción. Y la iban a dar 50.000 euros para un pasar, que con eso podría superar el shock postraumático. Y todas las brujas de España, digo las feministas, decían que la creían y que era su hermana.

Vinieron unos jueces y la dijeron que lo suyo había sido abuso sexual con prevalimiento porque no eran enanitos y porque habían oído unos gritos de dolor que nunca existieron. Y sólo un juez malo dijo que ella había participado en el jolgorio con manifiesta soltura y que estaba a lo que estaba y que no hablaba porque tenía la boca llena. Pero las brujas y el mago Catalá dijeron que lo que le pasaba a ese hombre es que estaba loco y, de hecho, tenía alucinaciones como creer en que la Justicia tiene que ser independiente. ¡Qué locura!

A Caperucita le dijeron que aunque tenía un shock postraumático que hiciera vida normal y es lo que hizo, siguiendo muy bien el consejo, no perdiéndose una fiesta, porque era muy buena y muy estudiosa. Y hoy todos los de La Manada están en la cárcel porque no la acompañaron al coche que es lo que ella quería que hicieran y hablar de fútbol. Mucho fútbol.

Moraleja: Todo este cuento espurio es el que nos ha contado un sistema depredador y expoliador, que se impone mediante el terror y la tiranía mediática.  Se ha llegado al nivel de la trágala con una narrativa para indigentes mentales y para feministas ultrasubvencionadas en una destructiva guerra de sexos



CapitanBarbosaSfc
Usuario
Usuario
Mensajes: 697
Registrado: 02 Feb 2019, 22:52

Re: Polí­tica

Mensaje por CapitanBarbosaSfc » 22 Jun 2019, 00:01

Hoy 5 violadores duermen en la puta cárcel , hoy es un gran día , hoy y 15 años más , menos uno ,que además
robó un móvil y dormirá 17 años en la cárcel.
Pd: A 4 de los 5 violadores les queda el juicio de Pozoblanco por lo que lo mismo se les suma otros añitos más

Avatar de Usuario
1980
Usuario
Usuario
Mensajes: 6550
Registrado: 27 Mar 2011, 18:11
Contactar:

Re: Polí­tica

Mensaje por 1980 » 22 Jun 2019, 10:36

Portada online del diario El Mundo esta mañana.

New world order en todo su apogeo.

La familia como sustento socioemocional y red primaria de interacción en el ser humano...toca a su fin.

Dentro de 40 años España será un lugar semidesértico, donde viejos enfermos y últimos exponentes de la sociedad grecoromana sobrevivirán a la ley impuesta por los antiguos inmigrantes que serán mayoría.

Gracias PPSOE, y demás marxismo cultural que eliminó toda una civilización con la aquiescencia y beneplácito de sus propios ciudadanos, drogados por la medicina convencional y los mecanismos de anestesia social que nos han quitado el sentido de identidad colectiva.

A disfrutar que queda poco.

Saludos.Imagen

Avatar de Usuario
trazoss
Usuario
Usuario
Mensajes: 5251
Registrado: 21 Sep 2015, 12:41
Contactar:

Re: Polí­tica

Mensaje por trazoss » 22 Jun 2019, 12:32

CapitanBarbosaSfc escribió:
22 Jun 2019, 00:01
Hoy 5 violadores duermen en la puta cárcel , hoy es un gran día , hoy y 15 años más , menos uno ,que además
robó un móvil y dormirá 17 años en la cárcel.
Pd: A 4 de los 5 violadores les queda el juicio de Pozoblanco por lo que lo mismo se les suma otros añitos más
^-^

Avatar de Usuario
ivo
Usuario
Usuario
Mensajes: 1924
Registrado: 22 Jul 2016, 19:33
Contactar:

Re: Polí­tica

Mensaje por ivo » 22 Jun 2019, 18:47

os acordais el debate que tuvimos hace unos meses sobre el fascismo y el comunismo, y si los fascistas eran de izquierda o no?
https://youtu.be/O2lwSaqSigU?t=509 . algunos me tachaban poco menos que de loco. pues aqui, antonio escohotado, dice lo mismo que yo, eso si, mejor explicado. en fin, lo dicho, aquí la gente habla mucho, pero sin idea.

Avatar de Usuario
Charo Roca
Usuario
Usuario
Mensajes: 8014
Registrado: 21 Abr 2017, 13:40
Ubicación: Málaga Oeste
Edad: 78
Contactar:

Re: Polí­tica

Mensaje por Charo Roca » 24 Jun 2019, 07:37

... viene del hilo ''Carlos Fernández'' pa que los señores moderatas no me riñan...

[*] Yo creo que algo ha tenido que ver el omnipotente y ciliciado ''ser superior'' en la alta abstención de la ''Calamidá Madrilé'' para que ganen quienes quieren hacer obras faraónicas en el poblachón manchego-mesetario y resucitar el Madrí Olímpico de la señora Ánsar y su hilarante ''speech'' de la''relaxing cup of café con leche in the Plaza Mayor'' que así podrá vender tropecientos edificios públicos a sus demasiado cercanos y queridísimos fondos buitre y acopiar otros pocos de millones con los que comprarse algunos abrigos de visón, ---uniforme de trabajo que se deducirá de la declaración de la renta pa que le salga a devolver---, para ir a esquirolear huelgas de basureros en las heladas madrugás madrileñíes...

Obras faraónicas en Madrí; mamandurrias pa los peces gordos peperonis en la camarilla organizadora de los hipotéticos JJOO 2032; más mamandurrias y puertas giratorias para los políticos [de derechas o extremo centro, por supuesto] por encarcelar, encarcelados o recién salidos de la trena... y un sin fin de cargos, carguitos y carguetes para los Carromeros de turno... ¿les suena a ustedes de algo estando Don Florentone de por medio?...

Por cierto; ahora nos sale el muy cabrón hidecabrón con que ha perdido dinero en el ''ASUNTO CASTOR''... lo que me faculta para cagarme en la hideputa puta beata que lo cagó y en toas sus castas desde Don Pelayo a la fecha... es lo que corresponde a quien nos ha robado a mansalva y con impunidad y se permite el lujo y el cinismo de reírse en nuestra jeta. :!!

Y voy a parar aquí porque estoy a pique de un repique y no quiero que los señores moderatas me llamen la atención por mis exabruptos. :-X

Avatar de Usuario
Roronoa Zoro
Usuario
Usuario
Mensajes: 6671
Registrado: 17 Oct 2010, 23:04
Ubicación: Madrid
Edad: 38
Contactar:

Re: Polí­tica

Mensaje por Roronoa Zoro » 24 Jun 2019, 08:16

1980 escribió:
21 Jun 2019, 23:35
http://ramblalibre.com/2019/06/21/el-cu ... la-manada/


Érase que se era una niña…Bueno, tenía 18 años, pero algunos la consideraban tal. Era muy buena y muy estudiosa y quería mucho a su mamá y a sus amigas reptilineas. No la llamaremos ni Claro de Luna ni Luz de Sol, sino simplemente Caperucita. No era muy alta y algo gordita, pero era muy buena y muy estudiosa.

Pues esta niña tan buena y estudiosa que amaba mucho a su mamá quiso ir a ver las fiestas de Pamplona porque era muy devota de San Fermín. Cogió su coche y lo llenó de bebidas alcohólicas para dárselas a los pobres y que no pasaran frío, pues aunque era el 7 de julio, pensó que en el Norte suele hacer más frío que en Madrid.

Caperucita empezó a darle pequeños sorbos al ron, a la ginebra y al whisky y se puso a hacer unos mojitos muy ricos, de forma que pensó, como era muy buena, que esas bebidas espirituosas no les convenían a los pobres pamplonicas y como era tan buena hizo una gran obra de caridad y se lo bebió todo, así nadie se emborracharía.

Caperucita estaba muy contenta porque había mucha gente allí y todos eran como amigos, y conoció a muchos chicos de Palencia, de Burgos y de Madrid, pero ninguno de Pamplona, lo cual es raro siendo las fiestas de la capital navarra. Bailaba y cantaba; cantaba y bailaba. Vio sentado en un banco a un prenda, a un chico. Y le preguntó de dónde era y le dijo que de Sevilla. Y ella, tan modosita, no había conocido nunca a un sevillano, ni en el sentido bíblico ni en ninguno. Resultó que el prenda era, además, del Sevilla y ella del Atleti. Y estuvieron todo el tiempo hablando de fútbol, que es lo que todo el mundo hace en Pamplona en las fiestas del Santo patrón tras el chupinazo, porque no van a hablar de toros y mucho menos de sexo, y menos en la primera conversación y sin que nadie les hubiera presentado.

Y el prenda tenía varios amigos y, cosa curiosa, todos eran de Sevilla e iban y venían, y quillo, quillo. Y a todos los quillos les gustaban los toros, porque es sabido que a todos los quillos les gustan los toros. A Caperucita le parecieron muy simpáticos los quillos, quillos, pero le entró un sueño muy fuerte, como un encantamiento, y quiso irse al coche, porque para no gastar el dinero de mamá, dormía en el coche, donde ya no quedaban botellas de bebidas alcohólicas, porque si hubieran quedado se las hubiera bebido también para que nadie sufriera daño.

Y los quillos también se iban a dormir a su coche, al suyo de ellos, así que los simpáticos quillos se ofrecieron a acompañarla y así seguirían hablando de fútbol, que es de lo que se habla en los sanfermines a altas horas. Los chicos y las chicas hablan de fútbol, es cosa sabida. Empezaron a andar e iban por unas calles que la alejaban de su coche, pero ella como era tan buena, no le dio importancia y eso que de niña –ya no era una niña, aunque la llamaran así algunos de Tele 5- su mamá le dijo que no hablara con extraños. Y hete aquí que allí iba con cuatro quillos que acababa de conocer; bueno, eran cinco, pero uno era invisible por un extraño sortilegio o porque ella quizás se había pasado bastante con las bebidas espirituosas. No eran, pues, siete ni enanitos como algunos se han empeñado en decir; sino que eran altos y fornidos y muy simpáticos.

Esa chica tan buena, tan estudiosa y que quería mucho a su mamá, vio que los quillos se pararon ante un Hotel y empezaron a hablar con el recepcionista y ella no le dio importancia, porque dormir en un coche es molesto y mucho mejor en una buena cama. Y como era buena no le importó que se fueran a dormir todos en una sola habitación, para ahorrar, y que ella se fuera sola al coche que cada vez estaba más lejos. Caperucita tenía una sordera selectiva y oyó todo, menos que querían una habitación “por horas para follar”, porque de haberlo escuchado hubiera salido corriendo o hubiera gritado socorro o se hubiera puesto detrás del recepcionista. ¡Vamos! Pero no lo oyó, la verdad es que Caperucita no lo oyó. De hecho, como era muy buena y muy educada, oyó todo menos esas palabrotas.

Y siguió con los quillos y uno la tocó el hombro y la cadera y eso la molestó, pero para el quillo no se molestara, como Caperucita era muy considerada le dio un prolongado beso en la boca, como había visto en las películas, y por si acaso era un príncipe emérito al que volviera a su verdadero estado. Y él la llevaba de la mano, y otro la cogió por la muñeca, pero no fuerte, no como para dejar marca. Le dijeron: silencio. Y como Caperucita era muy buena y muy educada pensó:

Estos quillos seguro que se van a fumar un porro y por eso entran en este cubículo. Hubiera sido mejor que buscaran un parque y no hacerlo tan complicado.

Y Caperucita se llevó una gran sorpresa cuando la quitaron la riñonera, la bajaron los leguis y las bragas y entonces pensó que no se iban a fumar ningún porro. Y como estaba muy sorprendida con los quillos con los pantalones bajados, por instinto le agarró el pene a uno para no caerse, por puro instinto, no por lascivia, y con tal de no caerse le hacía movimientos mecánicos que podría pensarse que lo masturbaba, pero no era verdad, era solo para mantener el equilibrio. Entonces ella tuvo mucha ansiedad y se sometió, porque era muy buena. Y no podía hablar porque tenía todo el tiempo la boca llena. Ella sólo quería que aquello pasara cuanto antes porque si entraba alguien iba a pensar que estaba haciendo sexo en grupo con desconocidos, y eso no le gustaba a su mamá. Y los quillos grababan las cochinadas que estaban haciendo Caperucita y ellos.

Déjamos los detalles y el beso negro, porque no es propio de un cuento infantil de una niña tan buena y estudiosa. El caso es que los quillos cuando eyaculaban iban saliendo. Uno tras otro. Hay que insistir en que no eran siete ni enanitos, lo cual hubiera cambiado mucho la historia en lo que queda por venir. Si hubieran sido enanitos no habría habido prevalimiento, pues los enanitos nunca se prevalen. Y, por fin, respiró y se subió las bragas y los leguis, pero en la riñonera no estaba su móvil que era mágico y había convertido a un guardia civil en un ladrón, lo cual no es poco misterio.

Entonces fue cuando Caperucita vio que los quillos eran una manada y no sabía cómo le iba a decir a su mamá que había vuelto a perder el móvil y todo lo que había hecho con aquellos quillos: felaciones, penetraciones vaginales y anales. ¡Demasiado para cualquier madre! ¡Qué pensaría su mamá, deformada por décadas de heteropatriarcado, de su hija! Entonces vinieron una pareja de hadas y mucha gente buena como si fuera un castillo encantado y no eran del Sevilla, ni del Atleti, sino de otros equipos, de Bildu y Podemos y algo así como Geroa bai: policías municipales, policías forales, trabajadoras sociales, médicos, enfermeras, psicólogas. Y todos aquellos duendecillos pamplonicas la comprendían mucho, que ella era muy buena y muy estudiosa y quería mucho a su mamá, que comprendería lo que la había pasado cuando ellos se lo contaran. Y le hacían las preguntas de forma de que le bastaba responder con un sí y era todo muy sencillo y muy claro porque decían que la habían violado; sí, eso, violado, cuando ella solo quería ir a dormir al coche y hablar de fútbol.

Entonces metieron en la cárcel a La Manada, para que no volvieran a hacer guarradas a las niñas buenas como ella que van a San Fermín por devoción. Y la iban a dar 50.000 euros para un pasar, que con eso podría superar el shock postraumático. Y todas las brujas de España, digo las feministas, decían que la creían y que era su hermana.

Vinieron unos jueces y la dijeron que lo suyo había sido abuso sexual con prevalimiento porque no eran enanitos y porque habían oído unos gritos de dolor que nunca existieron. Y sólo un juez malo dijo que ella había participado en el jolgorio con manifiesta soltura y que estaba a lo que estaba y que no hablaba porque tenía la boca llena. Pero las brujas y el mago Catalá dijeron que lo que le pasaba a ese hombre es que estaba loco y, de hecho, tenía alucinaciones como creer en que la Justicia tiene que ser independiente. ¡Qué locura!

A Caperucita le dijeron que aunque tenía un shock postraumático que hiciera vida normal y es lo que hizo, siguiendo muy bien el consejo, no perdiéndose una fiesta, porque era muy buena y muy estudiosa. Y hoy todos los de La Manada están en la cárcel porque no la acompañaron al coche que es lo que ella quería que hicieran y hablar de fútbol. Mucho fútbol.

Moraleja: Todo este cuento espurio es el que nos ha contado un sistema depredador y expoliador, que se impone mediante el terror y la tiranía mediática.  Se ha llegado al nivel de la trágala con una narrativa para indigentes mentales y para feministas ultrasubvencionadas en una destructiva guerra de sexos
Partiendo de la base, de que yo también creo que exactamente es eso lo que pasó, (quitando la ironía en la forma de contarlo, claro) hay una cosa clara, 5 tíos hechos y derechos se aprovecharon de una tía de 18 años con un pedo importante para hacer realidad sus fantasías sexuales. Por lo que, en parte, son culpables.

Avatar de Usuario
Charo Roca
Usuario
Usuario
Mensajes: 8014
Registrado: 21 Abr 2017, 13:40
Ubicación: Málaga Oeste
Edad: 78
Contactar:

Re: Polí­tica

Mensaje por Charo Roca » 24 Jun 2019, 08:49

Para mí, todo éste deplorable asunto no ha sido más que un ''bukkake'' que se les fue de las manos a los cinco cerditos cortitos de entendederas que violaron a la chica...

Porque hay que ser carajote para que un guardia civil no se diese cuenta de que estaba cometiendo un delito de, como mínimo, abuso de una persona que no estaba en sus cabales debido a la tajá que llevaba encima... y es que lo de robarle el móvil es como pa que le cayeran otros quince años por cabronazo y estúpido.

Lo único que saco yo en claro de éste caso es que algunos se guardarán las ganas de meterla donde no deben, pues corren el riesgo de que el otro ''partenaire'' [sea hembra o macho] se arrepienta del bukkake y les cueste unos años de trena por gilipoyas.

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado