GetafeCF 3-0 SevillaFC: El ejemplarizante VAR contra el Sevilla

 en Liga

El SevillaFC cayó contundentemente derrotado en Getafe. El partido se puso 2-0 con sendos penaltis señalados por el VAR, con Escudero además expulsado. Molina redondearía el 3-0 definitivo en la segunda parte.

Resulta imposible hacer cualquier análisis futbolístico del partido de este mediodía en Getafe sin señalar al arbitraje de Mateu Lahoz y al VAR. Salía Caparrós con un equipo más físico, dando entrada a Amadou, y subiendo a Navas al carril mientras que Mercado ocupaba posición de lateral derecho. Parecía razonable el sacrificio de Roque Mesa en pos de centímetros ante la amenaza de Mata y Molina y el juego directo del Getafe.

El plan no iba mal, el Sevilla estaba bien plantado en el campo, sin pasar apuros, y contaba con algún acercamiento de peligro en botas del Mudo, que la mandó rozando el larguero.

Pero a la media hora empezó a torcerse el partido. Concretamente a los 33 minutos ya tenía el Sevilla ¡5! tarjetas amarillas, en un partido que no estaba destacando por su dureza. Mateu castigaba con amarilla cualquier lance, condicionando a cada jugador amonestado. Pitó penalti en una mano clara del Mudo en el área, una de esas que tantas veces pasa desapercibida, menos para el Sevilla.

Y cuando todo pintaba feo, terminó de ponerse negro. Mateu, de nuevo consultando el VAR, pitaba un segundo penalti por manos de Escudero, después de que el balón le rebotara en la cabeza, y previa posible falta de Bruno en el salto. Además, le enseñaba la segunda amarilla con lo que el vallisoletano era expulsado. Molina transformaba el penalti, 2-0, y un jugador más.

Actuación magistral. Nadie puede negar la precisa teatralización del mangazo de Mateu. Primero porque penaltis de estos suceden a decenas cada jornada, pero, casualidad, el VAR casi nunca entra. No lo hizo por ejemplo en aquella mano tan clamorosa de Jordi Alba contra el Sevilla. Hoy si. Y segundo porque para terminar de cachondearse del personal, y mostrar lo ecuánime que es él en la aplicación del reglamento, expulsa a Djené a falta de un cuarto de hora con 3-0 en el marcador, para que los sevillistas no se quejen…

El problema de todo esto es que el Sevilla vuelve a salir perjudicado, y la Champions se escapa. El Sevilla siempre es blanco y diana fácil de lo ejemplarizante de cada nueva norma arbitral. Pasó con Notario, pasó con Reyes, y pasa ahora con el VAR. Y mientras en el club, calladitos, tragando, mamando, como diría el entrenador Caparrós.

Entradas recientes