Girona CF 1-0 SevillaFC: Ni quiere, ni merece la Champions

 en Liga

Se cumplieron los peores presagios en Girona. Ante una nueva oportunidad de marcar diferencias en la carrera por la cuarta plaza, el Sevilla volvió a perpetrar un ridículo partido a domicilio. Esta vez, ante un equipo que llevaba 8 partidos consecutivos perdiendo, siendo el peor local de toda la competición.

El plan no fue muy diferente del de Cornellá o Zorrilla. Salir a verlas venir, jugar con los nervios del rival, y esperar que apareciera la calidad. Pero hoy no lo hizo lo último, ni la calidad, ni por supuesto la intensidad o el físico. El Sevilla es un equipo blando, bajito, sin ímpetu ni calidad física, y eso acaba pasando factura cuando no juegas al abrazo de los tuyos.

El partido deja especialmente marcado a Banega, que se expulsó en los segundos finales por una fea patada con los tacos en el pecho a un rival cuando el argentino estaba en el suelo. Es posible que le caiga más de un partido de sanción, así que ya podría estar de vacaciones, ojalá que esta disponibilidad de tiempo no sea para negociar su renovación, porque pese a la indudable calidad, sus emolumentos en relación a su futuro y rendimiento este año no aconsejan la continuidad.

Por suerte para el Sevilla, los otros dos candidatos a la cuarta plaza también cayeron. El Valencia como local ante el Eibar, y el Getafe a domicilio en San Sebastián. Así que todo sigue igual, pero con una jornada menos. Al Sevilla le quedan 2 de los 3 partidos en casa, cierto, pero el de fuera es en el Wanda, con un Atlético que ya no se jugará nada, pero que siempre cumple, siempre compite, y este Sevilla no parece en disposición de dar una sorpresa fuera de casa, menos en ese campo.

Entradas recientes