GironaFC 2-1 SevillaFC: Así es como baja un equipo a segunda

 en Liga

Nuevo tiro en el pie del Sevilla de Sampaoli. Empezó ganando 0-1, y así llegó al descanso. Nada mas reanudarse Stuani empató el partido, y en el 87, Yangel Herrera aprovechaba el regalo de Nianzou para hacer el 2-1 definitivo.

Palo gordo a las aspiraciones del Sevilla de salir por fin del pozo y ver el campeonato liguero con más aire. En esta secuencia de partidos ante rivales directos, le ganó al Getafe con muchísimo sudor, pero perdió con un Girona que ahora se escapa y que se ve lejísimos con el ritmo de puntos que hace el Sevilla.

El partido empezó torcido. El plan de acumular infinitos centrocampistas no aseguraba sin embargo una posesión clara de la pelota ni una buena fluidez en el juego. Todo lo contrario. Los primeros diez minutos fueron ya un despropósito, preludio de lo que vendría más tarde.

Se encontró encima el Sevilla con un gol, gran gol de Nianzou en otra buena asistencia de Rakitic desde el lateral. Así llegó al descanso el partido, pero todo era un espejismo. Era cuestión de que alguno de los innumerables regalos que ofrecía el Sevilla en su salida de balón se materializaran en la segunda parte.

Fue primero Stuani y luego Yangel Herrera los que le dieron la vuelta al partido. El último, al final del partido, el que más duele. Un central imberbe, que podrá ser un gran jugador en el futuro, es ahora mismo una bomba de relojería en la retaguardia del Sevilla. Es cierto que no tiene otra cosa Sampaoli. Hoy forzó a Badé como titular, pero sin Marcao, con Rekik cada 2 días en la enfermería, es lo que tiene.

Es una temeridad jugar así con un jugador tan verde como Nianzou, pero también es cierto que cuando el entrenador mira al banquillo se da cuenta de que es lo menos malo que tiene. Un despropósito también la planificación perpetrada por Monchi, en verano, y con la tardanza de invierno. 15 días y ha venido un jugador, por los 3 que han salido.

Entradas recientes