GranadaCF 1-0 SevillaFC: Se enroca y se atasca hasta sufrir la primera derrota

 en Liga

El SevillaFC cayó derrotado por 1-0, idéntico resultado al de la pasada campaña en su visita al nuevo Los Cármenes. No se puede decir que fuera un resultado justo, puesto que el Granada chutó una sola vez a puerta, la del gol, y el Sevilla acumuló varias ocasiones claras en la segunda mitad, pero esta vez la efectividad estuvo del lado nazarí y consiguió 3 puntos con los que respirar en su intento de salida del pozo.

Ya son demasiados partidos en los que el Sevilla sale con el freno de mano echado. A jugar a nada, a controlar el partido para que no ocurra nada relevante, empequeñecer al rival, y aprovechar las pocas que tengas. Pero este Granada, que venía casi moribundo, mordió desde el principio, con una presión asfixiante arriba que provocaba una y otra vez el error sevillista en la salida del balón.

En el 25, Rochina enganchó un zurdazo en el borde del área. Bono, tapado, dio el mortal paso al lado contrario, y cuando quiso reaccionar, el balón ya estaba dentro. Era justo premio a la resistencia de un Granada valiente en su presión, sin complejo, que salió a maniatar al Sevilla.

En la reanudación, muchos cambios. Debe plantearse Lopetegui que cuando esta circunstancia se da con tanta frecuencia, es mal síntoma. 3 cambios hubo de tacada en la reanudación, para intentar cambiarle la cara al partido. Lo consiguió a medias, los primeros 5 minutos fueron muy esperanzadores, con el Papu revolviendo al equipo desde atrás. Pero poco a poco se fue diluyendo esta revolución.

El Sevilla dispuso de varias ocasiones claras, con el remate de Diego Carlos a dejada de Koundé, un disparo a bocajarro de Munir, o un cabezazo del propio Koundé que salió rozando el palo. Pero no siempre suena la flauta, y el Sevilla se vino de vacío entre reproches entre los jugadores, tanganas muy argentinas, y la torpe expulsión de Diego Carlos que revolvió el brazo en una pugna con Luis Suárez. Baja sensible para Vigo.

Viene el tan odiado por el aficionado general de la Liga, parón de selecciones. Tiempo para rezar para que no haya ningún contratiempo en forma de lesión, y por la parte que le toca, de reflexión para un Lopetegui que seguro que está dándole vueltas ya a cómo revertir esta situación, que sin ser crítica, empieza a preocupar más por la imagen que por los resultados.

Entradas recientes