Manchester United 1-2 SevillaFC: El Sevilla sueña despierto en el teatro

 en Champions League

Lo volvió a hacer. Cuando más difícil era, cuando menos creían en él, el Sevilla se marcó un partidazo en Old Trafford, el teatro de los sueños, y certifica su pase a los cuartos de final de la Champions League.  Ya los disputó en su formato antiguo de la Copa de Europa, y volverá a hacerlo ahora en la Champions League.

El United sólo había perdido un partido esta temporada en su estadio, ante el equipazo del City de Guardiola. Sólo había recibido un gol en contra en toda la liguilla de Champions, y había ganado 17 de 20 partidos en Old Trafford esta temporada.

Llegó el Sevilla y rompió todos los registros. Y lo hizo a lo grande, doctorándose en un escenario mítico, ante el equipo más rico del mundo. Ofreció su mejor versión, se plantó muy bien en el campo y esperó su momento para deshacer al United con dos zarpazos del 9 del Sevilla, Wissam Ben Yedder.

Partidazo de nivel de muchos futbolistas del Sevilla. Mantuvo el pulso todo el partido a las estrellas del Manchester, y si bien pecó durante muchos minutos de esa falta de eficiencia y “mala leche” arriba, todo se resolvió con la presencia de Ben Yedder en el campo. Todo ese colmillo del que se hablaba en la previa estaba en el franco-tunecino, que a pocos minutos de salir batía con un disparo ajustadísimo al palo a De Gea. Después, en el segundo palo a la salida de un corner remachaba de cabeza un gol con suspense, aunque el balón traspasó claramente la línea.

El gol de Lukaku en el 84 maquilló el resultado para los de Mourinho, y aunque hubo un pequeño arreón, nunca fué un peligro real.

Antes, Rico se reivindicaba como anunciaba en la previa con un par de paradas importantes, primero a Fellaini en la primera mitad, y luego una maravillosa mano abajo a Lingard en la segunda. Kjaer despejó todas las dudas sobre su participación con Mercado en el lateral, y Nzonzi se hizo imperial en el mediocampo. Banega tomó la batuta y filtró pases claves a la espalda de los mediocentros, y Sarabia, Correa y el Mudo Vázquez se dejaron el alma tanto en la presión como en las inmediaciones del área. Y aparte de todos ellos, el partido absolutamente perfecto de Clement Lenglet, central de los caros, carísimos, que desgraciadamente terminará muy pronto en un grande.

Victoria de muchísimo peso, que termina de redondear una temporada que ya, pase lo que pase, será histórica. Juntar en el mismo año una final de Copa, y unos cuartos de Champions no está alcance de cualquiera. Pasan los años, los futbolistas, los entrenadores, pero el gen competitivo y ganador de este Sevilla parece implantado, ojalá, para siempre. Son horas de disfrutar, y sobre todo, de creérselo.

En el bombo del viernes estarán los 8 mejores equipos del mundo, y entre ellos, el Sevilla. Toque el que toque, será muy difícil, casi imposible, pero también lo eran las eliminatorias ante Atlético y Manchester, y en ambos casos, es el Sevilla el que siguió adelante. Así que sueñen, sueñen despiertos como lo hizo el Sevilla esta noche en El Teatro de los Sueños.

 

Entradas recientes