RB Salzburgo 1-0 SevillaFC: Triste final a una nefasta Champions

 en Champions League

El Sevilla cayó eliminado de la Champions League merced a su nefasta fase de grupos, culminada hoy con la derrota en Salzburgo. El contundente triunfo del Lille en Wolfsburgo deja el premio menor de la Europa League.

Bastaron unos cuantos minutos trágicos para explicar la fase de grupos que ha realizado este Sevilla. Irreconocible, desquiciado, con numerosas malas decisiones que no podían dar sino con el equipo fuera de la competición.

A los pocos minutos de la reanudación, Munir remataba al larguero una asistencia en semifallo por remate de Rakitic a buen centro de Montiel.

Del posible 0-1, se llegó al 1-0, cuando Okafor y Adeyemi castigaban una imperdonable pérdida del lateral diestro argentino en mediocampo.

Para colmo de males, un horrible saque de córner del Papu se convertía en una contra de Adeyemi que Jordán no tuvo mejor idea que parar con un agarrón cuando ya tenía una amarilla. El Sevilla se quedaba con 10, por debajo en el marcador, y encomiándose al partido que se estaba jugando en Alemania para al menos seguir en la Europa League.

Una vez más, cuando el equipo se pone por debajo, el entrenador toma decisiones extrañas, desquiciado. El resultado es un equipo irreconocible, a contraestilo. Quiere cambiar tantas cosas Lopetegui que solo hace empeorarlas. Es un debe muy serio que el entrenador debe hacerse mirar, porque no siempre se van a poner los partidos de cara con el control que intenta imponer en sus planteamientos.

Mención especial también para algunos jugadores. Es cierto que la plaga de lesiones que asola al equipo no hace fácil el once ni las convocatorias, pero entre los que están, hay algunos muy lejos del nivel que se les presuponía. «Canta» especialmente lo del Papu, que venía con la aureola de crack, y por ahora ha demostrado bien poco, ni en la banda, ni en los minutos en los que juega en «su» posición. Fiasco tremendo hasta ahora el argentino.

Millonada que deja de ver el Sevilla, que condicionarán los fichajes de enero y la planificación de la temporada que viene. La cara de Koundé al terminar el partido era un clamor, recordando sus idilios veraniegos con la Premier y la posibilidad de disputar, de verdad, la Champions. Pues eso tocará, limpieza y ventas en verano para afrontar de nuevo con más garantías esta competición que no te perdona, y que exige lo máximo de ti. El Sevilla no lo dió, y no se mereció en ningún momento estar en el top de Europa.

Entradas recientes