RC Celta de Vigo 3-4 SevillaFC: También gana en el intercambio de golpes

 en Liga

El SevillaFC se llevó un alocado partido de Balaídos. Contrario a lo que hace habitualmente, concedió muchísimo en defensa, y el Celta, con peligro arriba, le había hecho hasta 3 goles que remontaban los 2 sevillistas. Se rehizo sin embargo en la segunda mitad el Sevilla y consiguió dos goles adicionales para conseguir los 3 puntos, certificar la Champions, y mirar hacia arriba, quién sabe hasta dónde.

El pobre Bono dirá que por qué no siguió el equipo con su fiabilidad exquisita en la defensa. Que con un 0-1 se hubieran conseguido los mismos puntos, y él seguiría vivo en esa lucha que mantiene con Oblak por el Zamora. Pero esta vez le tocó recibir a base de bien.

A los 6 minutos ya se había adelantado el Sevilla gracias al gol de Koundé a la salida de un córner. Pero en un pis pas le dio la vuelta el Celta al partido. Primero en un penalti cometido por el propio Koundé sobre Santi Mina que transformó Iago Aspas. Después, el propio Iago haría el 2-1 culminando una contra inadmisible porque venía de una falta a favor del Sevilla en campo contrario.

Fernando lograba la igualada con un disparo desde fuera del área que rebotó en Aidoo, y Brais Méndez ponía el 3-2 definitivo al borde del descanso después de otra buena jugada colectiva.

Este Celta va a pecho descubierto, y tiene jugadores arriba de mucha calidad. Hoy penalizó al Sevilla en defensa como casi nadie lo había hecho. Pero igualmente, es una madre atrás, entre que no defiende muy allá, y que hoy le faltaban hombres importantes, concedió también mucho a un Sevilla que nunca se rindió.

En la segunda parte, Rakitic hizo el 3-3 después de un buen servicio de En-Nesyri desde la banda que le cayó muerto al croata para batir a placer, y el 3-4 definitivo fue obra del Papu Gómez después de recuperar el balón en una salida infantil de Aidoo que lo dejó solo ante Villar.

Contemporizó el Sevilla ante un Celta al que ya no le iban las piernas, y amarró esa extraña victoria por 3-4 que le asegura virtualmente la participación Champions para el año que viene, y que lo sitúa a 6 puntos del líder, Atlético. Licencia para soñar, si, será imposible, pero sería una buenísima noticia que el Sevilla se acostumbre a mirar siempre hacia arriba, tan cerquita de los gigantes de la Liga.

Entradas recientes