Real Madrid 2-1 SevillaFC: Errores propios y «errores» ajenos privan al Sevilla de puntuar en el Bernabéu

 en Liga

El SevillaFC se vino de vacío, como casi siempre, de su visita al Santiago Bernabéu. Hizo un meritorio partido, pero entre los errores propios en defensa y ataque, y los ajenos en manos de los colegiados, la victoria e incluso el empate se hizo totalmente imposible.

Después del arreón inicial al que acostumbra el Real Madrid en su estadio, el Sevilla se hizo con el control del balón. Presionaba con intensidad arriba, y recuperaba el balón con cierta facilidad ante la inoperancia en la salida del balón de los locales. A los 12 minutos, Rafa Mir aprovechaba un bloqueo de Diego Carlos para rematar absolutamente solo, y sin ni tan siquiera necesidad de saltar, a la red de Courtois.

El Madrid, noqueado, no salía de su campo, y primero Rafa Mir, y luego Ocampos con un balón al larguero, desperdiciaban la ocasión de poner distancia en el marcador. Recortó el Madrid de la forma más impensable, un disparo muy lejano de Militao era mal despejado por Bono, el balón rebotaba en el poste y le caía manso a Benzemá para rematar a placer. El portero milagro que tantas veces había dado puntos cometió un error infantil en el peor escenario posible.

Pese a ello, el Sevilla no se vino abajo, y entonces llegó la jugada de la polémica. Ocampos era zancadilleado por Alaba en el área y ni el árbitro, ni el VAR, decretaron penalti. Cuanto más se veía la repetición, más clamoroso era el «error» de los colegiados. No debieron verlo claro los señores, por supuesto.

En una igualadísima segunda parte, el Sevilla aguantó el tirón hasta los último 10 minutos, donde el Madrid encerró al Sevilla y Vinicious hizo un golazo, imparable esta vez para Bono. Pudo empatar el Sevilla en el último suspiro con un remate de Delaney que Courtois sacó en la misma línea. Hubiera sido el justo premio a un más que buen partido del Sevilla, pero como decía Monchi con algo de sorna tras el postpartido, no existe la justicia en el fútbol, refiriéndose claramente al penalti omitido sobre Ocampos.

Entradas recientes