Real Madrid 3-2 Sevilla FC: Otra vez la crueldad de la Supercopa

 en Supercopa de Europa

Por segundo año consecutivo al Sevilla FC se le escapa la Supercopa de Europa de entre las manos. En un notable partido en el estreno de Sampaoli, el Sevilla fue capaz de remontar el golazo inicial de Asensio, pero terminó sucumbiendo en los minutos finales del partido y prórroga.

El sevillismo anda jodido de verdad. Con las dudas propias de una puesta en escena a nivel mundial, con los muchos nuevos, y una alineación sorpresiva viendo lo vivido en pretemporada, el Sevilla se encontró además con el mazazo del gol de Asensio, impresionante, que desmontaba cualquier plan preestablecido.

Pero fue a raíz del gol cuando despertó el Sevilla, se hizo con la pelota, y se lo hizo pasar mal a un Madrid muy conservador por momentos. Fruto de este dominio llegó la remontada, primero con el golazo de Vázquez, y ya en la segunda parte, con el penalti cometido sobre Vitolo y ejecutado por Konoplyanka.

En el minuto 92 tenía el Sevilla un córner a favor que gestionó fatal, le cogieron las vueltas, y en el 93, Ramos, judas Ramos (anoche no se tapó nada de nada), hizo el 2-2 para ir a la prórroga. En la misma, Kolo completaba su discreto partido con una expulsión que dejaría al equipo con 9 y medio, ya que Pareja también se lesionó durante la prórroga.

Aún así, se llegó al 119, todo parecía indicar que el Sevilla se lo iba a jugar otra vez en los penaltis, pero una absurda pérdida de Konoplyanka fue aprovechada por Carvajal para hacer el gol de su vida, con el permiso de una defensa contemplativa.

Ahí terminó el sueño de la Supercopa de Europa que sin embargo deja buenas sensaciones.

Por una parte, el equipo no anda lejos de lo que propone Sampaoli. Falta mucho por pulir, lógico a estas alturas, pero el equipo dió la cara, y sobre todo, se vió muy bien acoplados a los nuevos, especialmente al Mudo Vázquez que apunta ya a futura venta millonaria del Sevilla. También entonado Kiyotake. Pero el mejor volvió a ser Vitolo. Lo de este futbolista no tiene nombre, estuvo en todas, y terminó siendo el mejor jugando como lateral zurdo. Por contra, Kono fué otra vez a la mentira. Todo lo visto en pretemporada fue un espejismo cuando llegó el momento de la verdad. Ojalá cambie, porque tiene el duro, pero pensar por un sólo momento que pueda estar por delante de Vitolo en cualquier alineación es sangrante.

Toca levantarse otra vez y pensar ya en la nueva final ante el FC Barcelona en la que puede ser, ojalá, la revancha de otra final cruel como fue la de Copa 2016. ¡Arriba y a por ellos Sevilla!

Entradas recientes