Real Valladolid 1-1 SevillaFC: La suerte de no dejar nunca de creer

 en Liga

El SevillaFC se trae un pírrico empate de Valladolid que sin embargo sabe a gloria, por el cómo se produjo. Se puso 1-0 en la primera mitad por un penalti al alimón de Rekik y Diego Carlos sobre Weissman. Remontó Bono en el último segundo después de un barullo mal resuelto por la defensa local.

Termina el Sevilla su Tourmalet de partidos antes del parón por selecciones. Después de los varapalos de las eliminaciones ante Barça y Dortmund, el equipo amarró los 3 puntos en casa del derbi, y consigue este milagroso empate en el último segundo ante el Valladolid para irse al parón con un colchón mínimo de 7 puntos, que pueden ser más, antes de los 10 últimos partidos.

Salió bien el Sevilla la primera media hora. Era dueño del balón, y lo movía con dinamismo principalmente en los pies de Óliver. Merodeó el área, incluso con algún tímido remate de En-Nesyri, pero sin pólvora real. Pasado este arranque, al Valladolid se le quitaron los miedos, salió a presionar arriba y puso en apuros la salida de balón del Sevilla. En una jugada aislada en el área, Weissman caía entre Rekik y Diego Carlos. Lo que pasaba desapercibido para Estrada, era revisado en el VAR, señalando el penalti que convertiría Orellana.

Lo intentó de todas las formas y colores el Sevilla en la segunda mitad. Lopetegui planteó el 11 más ofensivo posible, pero el Valladolid se defendió bien hasta el último minuto. Bono subió a rematar el córner. Luuk de Jong peinó en el segundo palo, Óscar la volvió a meter en el campo, y el balón, rodando por la línea, no era despejado por ningún defensa, rebotaba en el poste para que En-Nesyri la pusiera atrás, donde después de rozarla Koundé, caía en los pies de Bono que ponía un zurdazo en la red para empatar en el último suspiro y amarrar un empate que sabe a gloria.

Entradas recientes