Sevilla FC 0-0 Athletic Bilbao: Poco premio para tanta actitud

 en Liga

Se notaba en el campo una predisposición diferente de los futbolistas respecto a anteriores partidos en casa.

La pareja Renato-Romaric movía bien el centro del campo y la posesión era casi absoluta del bando sevillista.

Apretó mucho a la salida el Sevilla pero nunca encontró el premio por la notoria actuación de Iraizoz. Acosta, falto de ritmo tras salir de su lesión, tuvo la oportunidad más clara del partido al quedarse sólo frente al portero, pero entretuvo tanto la acción que el defensa llegó por detrás robándole la cartera.

Al poco de iniciarse la segunda mitad, la jugada tonta del partido. Palop saca en corto a Romaric que estaba en la posición de cierre, se complica con el balón y ante el robo del delantero rival, lo agarra justo al borde del área evitando el penalti, pero viendo la roja.

Y fue entonces cuando mejores minutos disputó el Sevilla, con el tridente Navas-Kanouté-Capel y a pesar de contar con un hombre menos, fue el Sevilla el que mereció deshacer el empate.

Previamente Palop ya se había encargado de abortar todas las ocasiones visitantes, demostrando una vez más que a día de hoy es el mejor portero español, a pesar de que Del Bosque mire una y otra vez hacia otro lado.

Y en el horizonte el Bernabéu de un equipo que va lanzado en su meteórica carrera de fondo con el FC Barcelona. Buen momento para darles algún que otro susto.

Entradas recientes
navasmallorcadragomadrid