SevillaFC 0-3 FC Barcelona: No siempre será contra el Barça, pero…

 en Liga

El SevillaFC ha firmado ya su peor arranque de liga en muchos años. La empresa era complicada, pero las pocas esperanzas de sacar algo positivo ante este nuevo Barça se desvanecían ya en la primera parte, con un 0-2 al descanso que sentenciaba todas las aspiraciones del Sevilla. Un tercer gol sentenció el partido y la última media hora fue un ejercicio de impotencia absoluta.

Podemos dar mil vueltas al debate sobre el entrenador, la planificación, y la gestión general de los que mandan, pero la verdad verdadera a día de hoy es que mañana el glorioso SevillaFC europeo del siglo XXI puede entrar en descenso en la liga española.

Caer ante este Barcelona entra en todas las quinielas. Posiblemente hubiera perdido también en cualquiera de los 3 excelsos años anteriores de Lopetegui, pero el problema viene de atrás. De que el único punto que tiene el equipo es gracias a Asenjo, porque si no el 0 de 12 sería aun más sonrojante. Los sevillistas que han ido este año al estadio han visto un milagroso empate ante el Valladolid y un baño absoluto del Barcelona. También se tragaron un pestiño importante en el Antonio Puerta. Y la situación, por más que los que mandan intenten hacerlo ver de otra forma, es catastrófica.

El Sevilla ha perdido su alma. La red que formaban Diego Carlos y Koundé era una red tejida por el mismísimo Spiderman. Inexpugnable, irrompible. Hoy, el Sevilla es un equipo débil en las dos áreas. No defiende bien, y no ataca bien. Tampoco controla el mediocampo, y Bono se convierte en el único islote de un equipo que hace aguas por todas partes.

La planificación ha sido un desastre. Monchi promete que este equipo funcionará, pero igual cuando lo haga ya no le da para alcanzar ni la Conference League. Y si lo hace, tendrá que ser de la mano de un entrenador cuyo ciclo parece finalizado. Todos decidieron seguir en un verano donde nadie estaba convencido, y ahora todas aquellas dudas están dando la cara en forma de nefastos partidos y nefastos resultados.

El martes el equipo intentará que la derrota ante el City sea lo más digna posible (porque, seamos sinceros, nadie piensa en ganarle a Haaland y cía.), y luego, Lopetegui se jugará su futuro ante Espanyol, Copenhague y Villarreal. Me atrevería a decir que solo un 4 de 6 o un 6 de 6 en liga evitarían el cese del entrenador, por más que Monchi sostenga que ni se plantea su despido.

Entradas recientes