SevillaFC 0-4 Manchester City: Ni siquiera alcanzó el mínimo de dignidad exigible

 en Champions League

El SevillaFC se mostró pequeñito, minúsculo, ante este todopoderoso City. La afición aguantó estoicamente hasta el 0-3, pero estalló con el cuarto gol con una sonora pitada a los jugadores y con gritos de «Castro dimisión».

El plan inicial de Lopetegui tenía su lógica. Ante el caudal ofensivo del City, muchos hombres por detrás del balón, con Isco de falso 9, a contemporizar y aguantar los ataques ingleses. Le salió bastante bien el plan, pues al descanso el marcador era de «solo» 0-1, obra de Haaland, como no.

Pero el Sevilla se desnudó demasiado rápido en la reanudación. Lopetegui quitó al que estaba siendo el mejor futbolista, Delaney, y dio entrada además a Rafa Mir para tener alguna referencia arriba. Lo que a priori era un gesto valiente terminó siendo suicida.

En cuanto el Sevilla intentó ir hacia arriba, el City mató el partido. Primero con un golazo de Foden al que la defensa contemplativa de Gudelj le facilitó bastante el asunto. Luego el tercero de Haaland aprovechando un balón muerto a otro disparo de Foden desde la central. Y el último y 0-4, de Rubén Días en línea de gol aprovechando un pase lateral de Cancelo.

Bono, uno de los hombres más decentes del Sevilla en el partido junto con el canterano Carmona, terminó el partido llorando, fruto de la impotencia. Y ese es el sentir generalizado de la plantilla. Ver que siguen pasando los partidos sin sacar una victoria. Pierde ante los pequeños, y es humillado ante los grandes. No quedan restos de ese Sevilla peleón, inconformista, y urgen cambios. Posiblemente el primero, si no se gana en Cornellá, será el del entrenador, pero Monchi debería analizar seriamente su planificación, y arriba, deberían dejar de contar dividendos y empezar a trabajar profesionalmente por algo que cobran, y muy bien además.

Entradas recientes