SevillaFC 1-0 CA Osasuna: El cómo daba igual, había que ganar y se ganó

 en Liga

El SevillaFC salvó el complicado matchball que suponía la visita del siempre incómodo Osasuna, estando muy necesitado de puntos para remontar el vuelo en Liga. Un solitario gol de penalti de Ocampos en la segunda parte balanceó el partido para los de Lopetegui.

Qué mal rato hemos pasado los sevillistas esta tarde. Osasuna, siempre complicado, se plantó perfectamente sobre el terreno de juego, sabedor del viento en contra que respira últimamente el Sevilla y del desgaste físico y emocional que supone la Champions.

Para males mayores, los dos laterales sevillistas titularísimos no estarían en la segunda parte. Primero Acuña, y en el descanso Jesús Navas, ambos con lesiones presuntamente musculares, tenían que irse a la grada (antes banquillo). En su lugar, en el flanco izquierdo, entraba el relevo natural, Escudero, pero en el derecho, Lopetegui optaba por rehacer la defensa a una línea de 3, con Ocampos como carrilero derecho. A pesar de estar Aleix Vidal en el banquillo, la mala pinta general del equipo en la primera mitad invitaba a algún cambio táctico para intentar desequilibrar la balanza.

En la segunda mitad, con Rakitic ya también sobre el campo, el Sevilla siguió intentándolo sin éxito, con un Osasuna cada vez más cansado pero todavía con fuerte resistencia. El gol llegó por el tesón y la constancia de Lucas Ocampos. Se le podrá acusar de individualista en ocasiones, pero es innegable la entrega del argentino, como un martillo pilón, hasta encontrar el premio. En un balón al interior del área, David García golpeaba a Ocampos y Munuera decretaba penalti.

El primer lanzamiento era detenido por Herrera, pero el VAR instó a repetir el lanzamiento ya que el portero tenía los dos pies fuera de la línea. En la segunda ocasión, el argentino lanzaba fuerte y al centro haciendo imposible una segunda parada. Desde ahí hasta el final, el Sevilla, a diferencia de otras ocasiones, no se aculó. Jugón con mayor criterio y relajación, y si bien no llegó con claridad arriba, apenas pasó apuros atrás. Pasaron los minutos hasta el pitido final para que el Sevilla, con dos partidos menos, acumule 10 puntos en la tabla y olvide los fantasmas de los puestos bajos hasta la vuelta del parón de selecciones.

Teme Lopetegui por esta desbandada, pero parece que al menos dos efectivos, Acuña y Navas, se quedarán en Sevilla recuperándose de sus dolencias. Para el resto, como decía el técnico vasco, a rezar para que no vuelvan lesionados o infectados.

Imagen | Getty Images

Entradas recientes