SevillaFC 1-0 CD Alavés: Digno final para una extraña temporada

 en Liga

El SevillaFC terminó la liga 17/18 con una nueva victoria, de la mano de Joaquín Caparrós. Termina 7º, a dos puntos del 6º, y a 3 del 5º. Llegó a la final de Copa, y alcanzó por primera vez unos cuartos de Champions. El castigo es que jugará tres previas de Europa League.

Bajo una lluvia torrencial que no paró durante todo el partido, el Sevilla consiguió los 3 puntos finales en juego ante un Alavés que tampoco se jugaba nada. Un gol de Ben Yedder en una bonita combinación con el Mudo Vázquez dejaba los 3 puntos en casa. Debutó Lara, que en los pocos minutos sobre el campo dejó destellos de mucha calidad.

Joaquín Caparrós culminó la obra para que la que fue contratado. Despertar el alma de un equipo muerto, recuperar la intensidad, la sonrisa, e inyectar sevillismo en vena a una plantilla alicaída que iba camino del abismo. Consigue la clasificación para la Europa League por la puerta de atrás, pero visto el camino del equipo después de la goleada de la final de Copa, lo de Joaquín debe considerarse poco menos que un milagro.

No seguirá en el banquillo la temporada que viene, aunque en estos 4 partidos ha demostrado más capacidad que sus antecesores Berizzo y Montella. Su lugar está todavía por determinar, pero es una auténtica garantía tener a Caparrós en las altas instancias de la parcela deportiva, donde se toman decisiones importantes, e insuflando de sevillismo a todos los chicos de la cantera y trabajadores de la ciudad deportiva.

Ahora queda un mundo por recorrer. Se avecina el verano más movido de los últimos años, y mira que esto era difícil. La elección de un director deportivo primero, y de un entrenador después, la Supercopa de España, y hasta 3 rondas previas para jugar la Europa League 18/19. Todo esto entre amistosos varios y un torneo de caché entre la élite europea. Y por si fuera poco, los culebrones de cada verano. Nzonzi, Lenglet, Rico, las entradas, las salidas… en poco más de 2 meses se pone en marcha el nuevo Sevilla, y hay tanto trabajo por hacer que uno sólo puede cruzar los dedos para que los gestores, esta vez si, den con la tecla desde el principio, no escatimen en invertir en calidad, y podamos vivir una temporada menos convulsa que la presente.

Entradas recientes