SevillaFC 1-1 Atlético de Madrid: De tú a tú contra los grandes, pero no gana casi nunca

 en Liga

El SevillaFC consiguió un buen empate ante el Atlético de Madrid en un partido trepidante, con una mitad para cada equipo, y con mucho protagonismo para el VAR.

Parecía el partido un calco del del pasado fin de semana ante el Getafe. Este Atlético de Simeone es como el equipo de Bordalás, pero supervitaminado. Defiende rayando la perfección, y además, cuenta con pólvora y dinamita arriba para liártela en cualquier momento.

El Sevilla tuvo toda la paciencia del mundo en la primera parte. Con Gudelj prácticamente como líbero en una defensa de 5, el mediocampo movió el balón con sentido, pero sin encontrar la vía del gol. Éste llegó a balón parado. Banega sacaba una falta cerca del área, y el más listo fue el Mudo Vázquez, que se libró de todos los marcajes, y se plantó sólo en el punto de penalti para rematar picado. Da la sensación de que Oblak pudo hacer mucho más, pero las manos blandas del esloveno dieron con el balón en la red.

En la reanudación, se invirtieron los papeles. El Atlético salió decididamente arriba en busca del empate. Las tornas habían cambiado, y aunque el primer gol del Atlético, obra de Diego Costa ya en el campo, fue anulado por un fuera de juego previo de Correa, era el presagio de lo que estaba por llegar. En una jugada prácticamente idéntica, Morata remataba en el segundo palo aprovechando la falta de centímetros de Navas.

Siguió insistiendo el Atlético y de nuevo intervino el VAR, en esta ocasión, para pitar un extraño penalti de Gudelj a Koke que pareció no ser, y que terminó bien para el Sevilla gracias a las manos milagrosas de Vaclik, que le sacó el penalti a Costa y volvió a parar en el rechace.

De ahí al final, el Sevilla se repuso, dispuso de buenos acercamientos pero sin peligro real, y el partido terminó con una melé en el área sevillista con Koundé reteniendo el balón entre los muslos en la misma línea de gol.

Justo empate ante uno de los gigantes de la liga. El Sevilla sigue compitiendo de maravilla, le planta cara a casi todos los rivales, pero sigue dando la impresión de que le falta algo de «punch» contra estos equipos para dar el salto definitivo y plantarse con sentido como alternativa a los mismos.

En el horizonte ya el viaje a Luxemburgo con idea de aplicar de nuevo rotaciones y meter en el equipo a los menos habituales, como compás previo al derbi del domingo.

Entradas recientes