SevillaFC 1-1 RB Salzburgo: Amarró un empate en un mar de adversidades

 en Champions League

El SevillaFC consiguió un meritorio punto ante el RB Salzburgo en un partido que tuvo de todo, en contra. Hasta 3 penaltis, y una expulsión que hizo jugar toda la segunda mitad con uno menos a los de Lopetegui.

Extrañísimo partido el vivido esta noche en Nervión. Después de un buen arranque en el que el Sevilla merodeó con cierto peligro la portería rival, llegó el descontrol.

Primero, el VAR corrigió al colegiado que había pitado una falta de Diego Carlos al borde del área. Lo transformó en un penalti que envió fuera el bullicioso Adeyemi, un incordio constante para la defensa durante toda la noche.

No pudo evitar el gol el Sevilla en el segundo penalti, por un empujón de Navas sobre el propio Adeyemi cuando el balón ya se iba por la línea de fondo. Riguroso, pero pitable. Esta vez tomó la iniciativa Sucic, que marcó y que lo celebró inexplicablemente encarándose con la grade.

Pero aún quedaba otro. Bono salió a lo loco por un balón que perseguía Adeyemi cuando ya iba hacia afuera, y lo arrolló en clarísimo penalti. Otra vez Susic al lanzamiento, esta vez fue al palo, muy parecido al primero marrado.

Y para culminar la noche de los penaltis, en el 41 En-Nesyri provocaba otra pena máxima que el VAR tenía que recordarle al colegiado. Rakitic transformó poniendo las tablas justo antes del descanso.

Parecía que no podía haber más anomalías en este partido, pero nada más reanudarse, un balón en largo a En-Nesyri era culminado por un piscinazo del marroquí, provocando su segunda amarilla y por tanto la expulsión. Podía haber fuera de juego, pero con la nueva norma de no levantar la bandera hasta que culmine la jugada, salió perjudicado el Sevilla quedándose con uno menos.

Pintaba mal la cosa con este animoso Salzburgo enfrente, pero el Sevilla supo contener y aguantar el punto toda la segunda mitad. De hecho, dispuso de alguna ocasión clara en botas de Ocampos y cabeza de Lamela, que salieron en la segunda parte para dotar de trabajo y velocidad arriba.

El punto es buenísimo cuando te han pitado 3 penaltis en contra y has jugado 45 minutos con uno menos. No solo por tu punto, sino porque le has quitado 2 a un rival de un grupo que tiene pinta de que estará igualadísimo hasta el final.

Entradas recientes