SevillaFC 2-0 Athletic Club: Lo que pudo haber sido y no fue

 en Liga

El SevillaFC pone fin a su temporada 2018/2019. Un año con más luces que sombras que el Sevilla termina sexto en liga, lo que le dará derecho a estar una vez más en Europa, y evitando las previas del año pasado.

Sin embargo, en la mente de todos los aficionados ronda sin parar la idea de la oportunidad desprovechada para volver a la Champions, plaza que irá a Valencia después de la meritoria remontada de los chés de Marcelino. Desde luego hubiera sido para apostar a esta remontada de los chés con un bet365 codigo de bono, es fácil y puede tener grandes ventajas.

Se rumoreaba en la previa el posible «biscotazo» del partido entre Sevilla y Athletic. A ambos les valía con el empate para mantener la posición liguera, sexto y séptimo respectivamente, e ir ambos a Europa, cada uno a su manera.

Y lo cierto es que el partido del ritmo era anodino, sin que ninguno de los dos quisiera hacerse daño. La cuestión es que esta circunstancia era más bien determinada por la incapacidad de un Sevilla con muchísimas bajas, incluida de la última hora de Sarabia, y un Athletic condicionado por el Sánchez-Pizjuán, y posiblemente también por la temperatura de jugar a la indecente hora que propuso Tebas.

Al filo del descanso, Dani García remataba en propia puerta, Herrerín la salvaba pero Ben Yedder remachaba a portería. Parecía que en la segunda parte el Athletic apretaría y el Sevilla se dejaría ir un poco, provocando ese deseado empate.

Pero el Athletic no pareció querer ganar, ni empatar el partido. Es posible que el Sevilla le diera todas las facilidades del mundo, pero sin tirar a puerta es imposible. Ya en el descuento, un balón muerto en el área era enviado por Yeray al larguero, y en el contragolpe, Munir finalizaría una rocambolesca jugada en la que parecía que el Sevilla no quería marcar el gol.

El 2-0 terminaba con las esperanzas de los vascos de estar en Europa el año que viene, dándole la plaza a un Espanyol que la consigue 12 años después, después de la mítica final de Glasgow precisamente ante el Sevilla.

Con el minuto cero de la próxima temporada ya corriendo, todo queda en manos de Monchi. A él se encomienda todo el sevillismo para ilusionarse de nuevo rehaciendo un proyecto ganador.

Entradas recientes