SevillaFC 2-0 FC Barcelona: ¡Qué pasada de Sevilla!

 en Copa del Rey

El SevillaFC consiguió un excelente resultado ante el Barça de Leo Messi en la ida de las semifinales de la Copa del Rey. Lo hizo marcándose un partidazo en todos los sentidos, con una actitud defensiva encomiable y con acierto ante la portería contraria. Koundé abrió el marcado como inesperado goleador, y Rakitic hizo el 2-0 a pocos minutos del final.

Salían ambos equipos con lo mejor que tenían disponible. El Sevilla, sin sus laterales titulares y sin el toro Ocampos, y el Barça con muchas bajas acumuladas, especialmente en defensa. Por eso, improvisaba con Junior como lateral derecho, y Mingueza y Umtiti como centrales.

A los 10 minutos Griezmann ponía un balón delicioso por encima de la defensa para dejar solo a Messi ante Bono. El argentino, sin dejarla caer tocaba sutilmente la bola para ponerla a la izquierda del portero pero el marroquí sacó un pie excepcional prohibiéndole el que hubiera sido el primer gol en contra recibido por el equipo en la Copa.

A mitad de la primera parte, Koundé, que ya había rondado el área, se inventó una jugada donde mezcla algo de suerte, y sobre todo habilidad de delantero, para plantarse solo ante Ter Stegen y cruzarla a su izquierda. Efectivamente, la dimensión del francés excede ya la de prácticamente cualquier equipo, y el que pague su cláusula se llevará a un caramelo llamado a ser el mejor central del mundo en la próxima década. Es un escándalo lo de Jules. Lo hace todo bien, y cada vez en más registros. Ahora, sumando también en ataque.

En la reanudación el Barcelona salió dando un paso adelante, en búsqueda del empate que hiciera menos incómoda la vuelta en el Camp Nou. Durante muchos minutos mejoró, supo sufrir el Sevilla, y cuando quedaban pocos minutos para el final, Rakitic cazaba un balón largo, se plantaba solo ante el meta alemán y lo fusilaba a la escuadra corta. No lo celebraba el croata por respeto a su ex-club.

En circunstancias normales, ante otro rival, se hablaría de «eliminatoria encarrilada», pero efectivamente, tal como indica Lopetegui por protocolo, estamos en el descanso de un partido de 180 minutos. Vamos ganando, si, pero en la vuelta habrá que sufrir de lo lindo para plantarse en la final.

Entradas recientes