SevillaFC 2-1 GranadaCF: Sobradísimo equipo Champions

 en Liga

El SevillaFC ha certificado matemáticamente en la tarde de hoy su presencia en la Champions League de la temporada 21-22. Venció con solvencia a un buen Granada, con la firmeza atrás que le caracteriza y con el acierto arriba que hoy impulsó un Papu Gómez que cada vez va a más.

A falta de cinco jornadas el Sevilla ya es equipo Champions. Impensable a principio de temporada, sobre todo con los partidos y resultados tan dubitativos que obtuvo el club después de venir de un temporadón y sin apenas vacaciones.

Lopetegui ha construido una máquina de ganar a la que posiblemente se le queden cortas las 38 jornadas que tiene esta Liga para optar realmente a ella. Lo que si es totalmente cierto es que llega como un tiro a este final, posiblemente el equipo más en forma del campeonato junto con el Barça de Koeman, gran favorito junto al Atlético de Simeone. Estar peleando un campeonato con estos mastodontes ya da impresión de lo que ha crecido este Sevilla.

El Sevilla hizo un gol en cada mitad, mientras Bono era mero espectador. El primero, de penalti, ejecutado por Rakitic y cometido sobre el Papu cuando se disponía a fusilar al portero después de una muy buena jugada en banda de Ocampos.

En el segundo, era el Papu el que centraba escorado desde la línea de fondo para que Ocampos rematara al centro y el toque de Rui Silva no evitara el segundo.

Solo pudo marcar el Granada en el minuto 90, por un penalti de Acuña al rebotarle en el codo un remate de Soldado. El propio Soldado hacía el gol, y entonces, la anécdota histórica del partido. El cuarto árbitro había dado 4 minutos, pero el árbitro pitó en el 93. Tuvo que avisar el VAR a uno de los asistentes de esta circunstancia, después de la lógica protesta de todos los jugadores del Granada y cuando muchos jugadores del Sevilla estaban prácticamente en la ducha. El minuto restante se jugó en el campo del Granada, sin trascendencia para el resultado final.

Con todo los deberes más que hechos, quedan 5 jornadas para soñar. Incluso ganando los 5 partidos tiene harto complicado el Sevilla optar al título, pero el mero hecho de estar disputándolo ya es un logro inmenso para este Sevilla de Lopetegui al que solo queda aplaudir hasta que nos duelan las mano.

Entradas recientes