SevillaFC 2-1 Manchester United: Un Bono que vale una final

 en Europa League

El SevillaFC disputará su sexta final de la Europa League después de un épico partido ante un gigante como es el Manchester United. Remontó el gol inicial de los diablos con los goles de Suso en la primera mitad, y de De Jong a 10 minutos del final. Bono, hombre indiscutible del partido.

Nadie dijo que iba a ser fácil. El Manchester United es top élite a nivel mundial, y a pesar de estar en plena reconstrucción, fue un rival durísimo en el camino hacia la final. Sufrió el Sevilla lo indecible, pero se mantuvo en pie, y después, supo rematar el partido cuando debía.

Arrancó fortísimo el United, sus veloces atacantes eran un dolor de cabeza constante para la defensa sevillista. A los 8 minutos, Martial ponía un pase de dulce en profundidad para Rashford, remataba y paraba Bono, pero en la inercia de la entrada de Diego Carlos, impactaba con la pierna del delantero. Lo que antes no era penalti ahora sí, y le dió la oportunidad a Bruno Fernandes de hacer el 0-1 y ponerlo todo muy cuesta arriba.

Poco a poco se repuso el Sevilla del golpe. Asumió el control del balón y a partir de la posesión comenzó a enlazar jugadas con cierto peligro ante el marco de De Gea. Fruto de este buen juego llegó el empate de Suso, perfectamente habilitado desde el lado contrario por Reguilón. Perfecta la aportación de los laterales sevillistas hoy.

En la reanudación el Manchester salió en tromba, y el Sevilla no se enteraba de nada. Fue entonces cuando emergió la figura de Bono, imperial ante cada ataque inglés. Sacó cuatro o cinco ocasiones clarísimas, de mano a mano de los de Manchester, para mantener vivo a un Sevilla que sin embargo seguí noqueado. Poco a poco fue recuperándose el Sevilla, y si bien es cierto que el Manchester tuvo nuevas aproximaciones, no lo fueron del peligro de las iniciales.

Cuando el partido estaba acercándose a su final, y con muchos cambios ya sobre el campo, llegó el enésimo regate en corto de Jesús Navas. Lleva 20 años haciendo ese regate pero nadie sabe impedírselo. Se la puso de dulce a un Luuk De Jong que sólo tuvo que empujarla a la red sin oposición. Parecía increíble, pero el Sevilla ganaba 2-1.

De ahí al final, supo gestionar con suficiencia la ventaja, y mantuvo el guarismo del marcador para plantarse en su sexta final europea, que será ante el Inter o el Shaktar. Qué más dará a estas alturas, pensará el sevillista, si hemos salido vivos de lo de hoy.

Entradas recientes