SevillaFC 2-2 SD Eibar: Se acabó el colchón

 en Liga

El SevillaFC consiguió un milagroso empate ante el Eibar cuando todo parecía abocado a la inesperada derrota como local. Los armeros se habían puesto 0-2, pero entonces, con 10 ya el Sevilla por la expulsión de Banega, los goles de Ben Yedder y Sarabia equilibraron el encuentro arañando un valioso punto. Punto que sin embargo, deja a sólo 2 al quinto clasificado, que ya tiene a tiro la preciada posición Champions del Sevilla.

Se esperaba al Sevilla agresivo y contundente de Nervión. El Getafe apretaba, pero el Betis había perdido contundentemente y el Valencia sólo había conseguido un empate como local. Era sin duda una ocasión inmejorable para abrir brecha con los rivales importantes, asegurar la cuarta plaza, y retomar la senda de la victoria, aunque sean en el Sánchez-Pizjuán.

Pero nada de eso pasó, bastaron los primeros 15 minutos para darse cuenta de que no iba a ser una tarde arrolladora del Sevilla. El Eibar, con sus armas, muy bien plantado, no sólo no sufría, sino que llegaba con peligro a las inmediaciones de Vaclik. Tal era su tranquilidad, que antes de la media hora ya ganaba 0-1 gracias a una gran jugada de Orellana que se plantó ante Vaclik como si fuera Messi. No reaccionaba el Sevilla, fallón, plano, sin ideas, y sin llegada.

Al poco de la reanudación, Machín quitó a Escudero, con amarilla, y haciendo un partido horrible, para dar entrada a Navas y pasar a Promes a la izquierda. Sin embargo, lo que llegó fue el 0-2 del Eibar en un córner defendido de manera horrible por toda la defensa. Un balón muy pasado al segundo palo era introducido en el corazón del área por Arbilla para que Charles cabeceara a la red. Este Sevilla de Machín no sólo no ha heredado el poder a balón parado de su ex Girona, sino que también sufre muchísimo atrás ante equipos expertos en estas lides como el Eibar.

Cuando apenas quedaban 10 minutos, un Banega extra acelerado veía la segunda amarilla y se iba a la caseta. Todo parecía sentenciado, pero ya se sabe, el Sevilla sólo está muerto cuando además está bien enterrado. Y el hilo de vida que le quedaba al equipo al calor de los suyos fue aprovechado por Ben Yedder primero, y Sarabia (pitado en exceso durante todo el partido) para poner el 2-2 definitivo en el marcador.

Del mal el menos, y el evidente subidón psicológico de una remontada como esta sólo debe aportar cosas positivas, pero ojo, el colchón ya ha desaparecido, el Sánchez-Pizjuán deja de ser infalible, y se hace necesario empezar a ganar también fuera de casa, si o si, para mantener cotas tan altas. El Villarreal lleva no se cuantos meses sin ganar, y su próximo visitante es…si, el Sevilla. Más vale que cambie la tendencia.

Entradas recientes