SevillaFC 2-2 Slavia de Praga: Todo sale cruz para el Sevilla de Machín

 en Europa League

El SevillaFC solo pudo empatar ante el Slavia en la ida de los octavos de final de la Europa League, donde a la falta de acierto, se le sumó un cúmulo de infortunios que obliga a ganar en la República Checa en la vuelta para estar en la siguiente ronda.

Y mira que ya ganaba el Sevilla a los 27 segundos. La alta presión en campo rival propiciaba una recuperación de Banega que ponía de gol a Ben Yedder, y el franco tunecino no perdonaba. 1-0 cuando todavía entraban aficionados al Sánchez-Pizjuán por el horrible horario que impuso la Uefa.

Sin embargo, este atisbo de viento a favor fue solo un espejismo. El Slavia empataría en un chut desde fuera del área rebotado, que se colaría imposible para Vaclik. Bien es cierto también que el rival tuvo todo el tiempo del mundo para preparar su disparo, por los desajustes defensivos del Sevilla.

Con el 1-1, funcionó por fin la pizarra de Machín. Un córner sacado suave al segundo palo era rematado por Munir, libre de marca. De nuevo el Sevilla por delante con objetivo de abrir brecha e intentar aclarar la eliminatoria. Sin embargo, lo que llegó fue de nuevo el empate del Slavia, en un córner que Král remataba en semifallo con el hombro, y terminaba entrando por la escuadra. Para colmo de males, Vaclik chocaba con la portería y se tuvo que retirar lesionado al filo del descanso. A ver para cuánto tiene el checo porque el Sevilla se juega la vida y su baja sería notable.

Durante toda la segunda parte la presencia de Juan Soriano fue testimonial. Los checos no llegaron una sóla vez con peligro, se atrincheraron atrás, y consiguieron el preciado empate que perseguían. El Sevilla lo intentó de mil maneras, tuvo ocasiones clarísimas, fueras de juego que no eran y que anularon goles, pero de una u otra manera, la pelota no entró, y el 2-2 para la vuelta es más que peligroso. Sólo queda ganar en Praga para estar en cuartos, y lo peor, es que el equipo tiene pinta de cualquier cosa menos de ganar a domicilio, ni tan siquiera a estos checos que pasarían apuros para mantenerse en la primera española.

Entradas recientes